La primer ministro de Reino Unido Theresa May ha ofrecido declaraciones este 4 de junio respecto al doble ataque perpetrado ayer en Londres. May vinculó el hecho con grupos islámicos radicales.

Además confirmó la muerte de los tres atacantes y de siete personas, víctimas del hecho.

En este sentido, propuso fortalecer las leyes antiterroristas en su país al afirmar que “se debe regular el ciberespacio” y así evitar los “lugares seguros”  para el terrorismos.

May hizo énfasis en la necesidad de erradicar la ideología extremista a la que calificó como maligna por lo que hizo un llamado a “los gobiernos democráticos aliados” a fomentar acuerdos internacionales para regular la web.

Finalmente May afirmó, que aunque los ataques de Manchester, Westminster y Londres no se encuentran vínculados directamente son motivados por el odió, “terrorismo llama a terrorismo”, sentenció.