Se acerca el verano aprende a aplicarte el protector solar

El protector solar no es solo para el verano, es importante incluirlo en tu rutina diaria durante todo el año.

114
protector solar, top gente
Protector solar playa

Se acerca el verano y con él un sol radiante del cual debes cuidarte. El protector solar es tu mejor aliado en estos días y de seguro crees que lo usas adecuadamente, quizás sea cierto pero para que estés totalmente segura no te pierdas este artículo que Top Gente realizó para el cuidado de tu piel y salud.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el protector solar no solo se usa en verano, en el invierno también debe ser prioridad entre tus productos, lo ideal es usar una hidratante con alto fotoprotector. ¿La razón? Simple, en verano la radiación que predomina es la B (UVB) responsable de quemaduras y cáncer en la piel. En invierno actúa los rayos ultravioleta A (UVA) causantes del envejecimiento de la piel.

El dermatólogo José Carlos Moreno, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) destacó que  “los productos solares no requieren condiciones especiales de conservación, pero una vez abiertos deben usarse en esa temporada, ya que pierden eficacia de un año a otro.

Errores que se cometen al usar protector solar

1.- Aplicar poca cantidad: La dermatóloga de la Clínica Bioláser La Moraleja de Madrid, María Calvo, recalcó que para conseguir el nivel de protección del producto hay que aplicarse la dosis adecuada. Si es un SPF 30 lo ideal es colocarse dos miligramos por centímetro cuadrado de piel expuesta, es decir una cucharada para rostro, cuello y pecho.

  1. No utilizar los implementos adecuados: en los días de verano lo mejor es usar sombreros grandes, lentes de sol de buena calidad y camisetas de fibras sintéticas y color oscuro. 
  1. Olvidarse de algunas zonas: por lo general hay zonas que no solemos tomar en cuenta: labios, párpados, cejas, orejas, cuello posterior, pies, axilas y cuero cabelludo. Ante esto, en Top Gente te informamos que los expertos han descubierto melanomas en cejas, orejas y cuero cabelludo.
  1. No leer las etiquetas: el protector solar que compres debe cubrir un espectro de radiación UVA/UVB. Además debe contener filtros físicos, como el oxido de zinc o el dioxido de titanio, filtros químicos y si es resistente al agua.
  1. No aplicarse la fotoprotección 30 minutos antes de exponerte al sol: la razón es que los filtros químicos tardan en absorberse y en los primeros minutos es cuando la piel es más vulnerable a la quemadura. Sin embargo, los filtros físicos actúan desde el momento en el que te los aplican. Además, ¡es crucial! que te reapliques la crema cada dos horas, antes de hacer ejercicio, si sudas o si hay roce con la toalla y, siempre, después de cada baño.