Congreso español debate moción de censura en contra de Rajoy

Durante su intervención, el jefe del Poder Ejecutivo de España calificó como parodia a la propuesta de moción de censura

64
Unido Podemos
El secretario general del partido Unido Podemos, Pablo Iglesias, introdujo la moción de censura ante la Cámara Baja

El hemiciclo parlamentario español fue escenario de un debate que sostuvo hoy el Congreso de los Diputados con respecto a la moción de censura en contra del presidente Mariano Rajoy, introducida por el secretario general de Unidos Podemos, Pablo Iglesia Turión, ante la Cámara Baja de las Cortes Generales; durante su correspondiente intervención, el aspirante a la Presidencia defendió su programa político – denominado “regeneración democrática”.

La discusión en el Parlamento inició con la toma de palabra por parte de la diputada Irene Montero, cuyos argumentos giraban en torna a la corrupción institucionalizada del Partido Popular; en aras de fundamentar sus acusaciones con base en hechos, Montero referenció los casos de irregularidades cometidas por el partido oficialista.  “España está harta de que le roben y la democracia pide paso, señorías”, enunció Montero, quien también conforma parte de la dirigencia de Unidos Podemos.

Tras la exposición de motivos realizada por la congresista de izquierda para justificar la iniciativa de la moción promovida por su partido opositor, el primer mandatario español subió a la estrada con el fin de solicitarle a la presidente de la Cámara permiso para intervenir y defender la gestión del Ejecutivo, lo cual desencadenó una serie de réplicas entre Montero y Rajoy.

En su intervención, el jefe del Poder Ejecutivo de España calificó como parodia a la propuesta de moción de censura y cuestionó el verdadero trasfondo de esta medida.  “¿Cuáles son las verdaderas razones para que ustedes planteen la moción de censura? No tenían apoyo ni candidato. No han explicado las razones por las que censuran a un Gobierno que lleva siete meses. ¿A qué nos traen hoy aquí?”, se preguntó.

El último en acceder a la tribuna del Congreso para exponer sus ideas fue Pablo Iglesia, quien comenzó su discurso reconociendo la futilidad de su acción jurídica para posteriormente dirigirse a los socialistas y exigir que emprendan la búsqueda del dialogo; de acuerdo con sus declaraciones, el entendimiento es imprescindible para derrocar al PP.

 Para que la iniciativa sea sancionada por el Parlamento, Unidos Podemos requiere su mayoría absoluta, la cual equivale a 176 diputados. Por los momentos, Iglesias solo posee el voto a favor de 86 integrantes del congreso.