Pruebas de neuroimagen pueden detectar autismo en bebes

A nivel mundial, se calcula que uno de cada 68 niños se ve afectado por el TEA, que abarca un amplio grupo de trastornos del neurodesarrollo que suelen afectar la capacidad social.

119
autismo topgente

Un grupo de investigadores, de la Universidad de Carolina del Norte y la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington realizaron estudios que podían detectar el autismo en niños.

La exposición publicada en la revista Science Translational Medicine, reveló que  someter a pruebas de neuroimagen a los bebés de 6 meses ayudaría a detectar la presencia de trastornos del espectro del autista (TEA).

El proceso se llevó a cabo enfocándose en analizar el cerebro de 59 niños que tenían un riesgo elevado de autismo, utilizando la técnica de imagen de resonancia magnética funcional (RMF)en la que los científicos obtuvieron datos sobre 26,335 pares de conexiones funcionales entre 230 regiones cerebrales distintas mientras los bebés dormían.

Lo resultaron arrojaron que once de los menores fueron diagnosticados con altas posibilidades de autismo a los 24 meses de edad, hallazgo que permitió a los expertos aplicar algoritmos de aprendizaje automático con el fin de analizar patrones cerebrales específicos y evitar falsos positivos, en los que destacaron 9 casos.

Los investigadores enfatizaron que los resultados representan un primer paso hacia las medidas de detección temprana del autismo aunque se requiere más investigación para determinar si la técnica debe aplicarse en los bebés sin un alto riesgo genético.

Teniendo en consideración que la detección temprana junto con las intervenciones conductuales, mejorarían de forma significativa la calidad de vida de las personas con TEA.