Antojos en el embarazo, ¿Necesidad o Capricho ?

Una de las peculiaridades más grandes del embarazo, es la aparición de los antojos en este periodo, mucho dicen que se trata de un capricho, mientras otros afirman que puede deberse a cambios en el organismo.

330

 

Muchas cosas se dicen sobre los manías en el embarazo, y los antojos no quedan fuera de ello,  seguramente muchas veces has escuchado “los antojos no son saludables”, “si no se satisfacen el bebé nacerá con una mancha”, “si se quiere dulce será niña, si desean salado será niño”, y hay quienes piensan que estos impulsos son solo caprichos, pero, aquí te ¡dispersamos las dudas!

¿Sabes reconocer  un antojo?

Los antojos son un apetito especial, que tiene particulares características:

Por ejemplo, no se puede satisfacer con un sustituto, tienen carácter de urgente, no admiten postergación; y producen una satisfacción especial.

Otra característica peculiar de los antojos es que abarcan inimaginables mezclas de comida.

Y por último, estos antojos pueden presentarse a cualquier hora del día o de la noche y en cualquier momento de la gestación.

Posibles causas de los antojos en el embarazo

Especialistas en el tema afirman que al principio del embarazo, la placenta produce más hormonas, lo que hace que el organismo sufra una serie de transformaciones.

Estas variaciones pueden provocar que te gusten alimentos que antes no,  o  por el contrario, te den unas ganas exageradas de comer otros.

Médicos también manifiestan que cuando un antojo se vuelve muy repetitivo indica una posible carencia en el organismo, que normalmente viene dada por falta de vitaminas.

Antojos en el plano psicológico

Los antojos no solo pueden aparecer solo por el plano orgánico, también se cree que los antojos de la embarazada pueden deberse a que la mujer  demande mayor necesidad de afecto hacia su pareja y, por otro, a la desviación de la sensación de ansiedad que provoca el embarazo.

Diversos estudios han puesto de manifiesto que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están muy cerca de las que reciben los impulsos nerviosos que son enviados desde el  útero durante el embarazo y el ciclo menstrual.

Esto se traduce a que las terminales nerviosas del útero envían señales a sus receptores cerebrales, que activan también los receptores de las sensaciones del gusto.

Recomendaciones

Un buen desayuno puede disminuir tus antojos y las ansias por un determinado tipo de alimento.

Hacer ejercicio mejora el estado emocional, por lo que se recomienda practicar algún tipo de actividad física.

Buen humor. Más que luchar contra ellos, tómate tus antojos con buen humor.

Buscar siempre la forma de que los antojos más sanos. Intenta sustituir los alimentos calóricos por otros más bajos en calorías como el helado por helado de yogur y los dulces por frutas frescas.

No te asustes si unas fresas o un pedazo de chocolate, pueden convertir a una mujer en la persona más feliz del mundo, aunque sea por un rato,  disfrutar del embarazo también puede mejorar la ansiedad provocada por este proceso.