Guía práctica contra la piel de naranja

Te ayudamos a combatir la celulitis de una vez por todas

105

La clave para tener una piel firme, lisa y con brillo no se encuentra en los productos que usas, sino en tu estilo de vida y en el esfuerzo que haces todos los días por cuidar tu cuerpo y tu salud. Son los hábitos los que logran erradicar esos detalles que no nos encantan de nuestra figura. Sin embargo, también es vital estar conscientes de hasta dónde podemos intervenir con procesos que son por completo naturales, como la propia celulitis.

El verdadero problema se encuentra en la mala circulación, asimismo, hay factores genéticos y hormonales contra los que probablemente sea más difícil luchar. No obstante, tu estilo de vida es un factor determinante para la aparición de la celulitis y ahí definitivamente sí tienes el control.

Limita tu ingesta de grasas malas

Una dieta alta en calorías y grasas alimenta a las células adiposas, así que trata de evitar la comida frita, embutidos, mantequilla y, por supuesto, los lácteos enteros.

Toma mucha agua

El agua es una de las mayores aliadas de nuestra piel, no solamente la mantiene hidratada, sino que ayuda a eliminar las toxinas que favorecen la acumulación de grasa.

Ten cuidado con la sal

La relación entre el sodio y la celulitis es cercana, y es que el exceso de este elemento en tu organismo provoca que retengas líquidos.

Come alimentos ricos en Omega 3

Como nueces, salmón, aceite de oliva y chía. Esta grasa esencial estimula la producción de elastina y colágeno, los cuales son clave para mantener una tez firme.

Consume mucha proteína magra

Para mantener tus músculos fuertes y tonificados ingiere carne de res (sin grasa), pescados y claras de huevo.

No olvides la fruta

La toronja, el melón y la piña tienen pocas calorías y ayudan a desintoxicar el organismo y a quemar grasa. El plátano, por su parte, es una excelente fuente de potasio, el cual promueve la circulación sanguínea.

Ejercítate

Realizar alguna actividad física activa la circulación y mejora el metabolismo de las células adiposas.

Relájate

No es secreto que el estrés tiene un impacto negativo en nuestro organismo. Las tensiones acumuladas en tu cuerpo, sin duda, dificultan la circulación y la expulsión de toxinas.