Tres atentados en Pakistán enlutan los últimos días del Ramadán

Los ataques ocurrieron a dos días de la importante festividad musulmana de Eid-ul-Fitr, que marca el fin del mes sagrado del Ramadán

74

Pakistán vivió un viernes negro a dos días del cierre del Ramadán. Con un intervalo de dos horas, se produjeron tres atentados que dejaron, hasta el momento, 26 muertos y casi 100 heridos.

Un ataque suicida con coche bomba causó 11 muertos y 25 heridos cerca de un cuartel de la Policía en la ciudad occidental de Quetta. Mientras que en la localidad de Parachinar, al menos 15 personas murieron y otras 70 resultaron heridas en una doble explosión en las áreas tribales del noroeste de Pakistán.

Las dos detonaciones se produjeron a las 17:30, hora local (12:30 GMT) con un intervalo de unos tres minutos entre cada explosión, en un mercado del centro de la ciudad, capital de la región tribal de Khurram, donde se encontraban ciudadanos realizando compras. Este, fue el segundo ataque insurgente ocurrido en un mismo día.

También puedes leer: Sismo de 6,7 grados de magnitud sacudió Guatemala

Hasta el momento ningún grupo se ha atribuido la autoría del atentado en Parachinar, que es una zona de mayoría chiita y habitual escenario de ataques sectarios. Sin embargo, la autoría de la primera acción en la ciudad de Quetta fue reivindicada por el grupo Jamaat-ul-Ahrar (JuA), el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), y también por los yihadistas del grupo Estado Islámico.

Te puede interesar: Plantean una vacuna efectiva contra el VIH para el 2018

Cabe recordar que Pakistán lanzó en febrero un operativo militar en todo el país contra los insurgentes, bautizado como Operación Radd-ul-Fasaad (Eliminación de la discordia, en árabe).

La ofensiva es una continuación de otra operación que se puso en marcha en las zonas tribales en junio del año 2014 y con la que el ejército asegura haber abatido a 3.500 insurgentes, una cifra aún no comprobada independientemente.

1 Comentario