Corea del Norte quiere aprender de España en materia turística

La RPDC ha elegido Madrid como sede para esta campaña en razón de la potencia mundial del sector turístico español y por albergar la sede de la OMT

100

La República Popular Democrática de Corea (RPDC), no es un país que esté entre las principales opciones cuando se habla de escoger un destino de viaje debido a las sanciones internacionales que posee y a que es uno de los países más cerrados del mundo. Sin embargo, esta situación podría cambiar en un futuro no muy lejano ya que, el pasado jueves Corea del Norte presentó por primera vez en España, sus atractivos turísticos en un acto que contó con el apoyo de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Aprendiendo de los españoles

El embajador de Corea del Norte, Kim Hyok Chol, se reunió con autoridades de la ciudad de Madrid para conocer de primera fuente cómo ha sido la experiencia de España en materia turística. Actualmente, la nación europea está posicionada como uno de los principales destinos en el mundo para los viajeros internacionales. Sin ir más lejos, el turismo representa para el país del viejo continente el 11,1% de su PIB anual y genera el 12% de todos los empleos.

Corea del Norte desea abrirse al turismo y “está ansioso por aprender de la experiencia española”, afirmó el diplomático a los medios de prensa locales, a quienes además se les hizo una presentación con los atractivos turísticos más destacados del país de Asia Oriental.

Corea del Norte ha elegido Madrid como sede para esta campaña en razón de la potencia mundial del sector turístico español y por albergar la sede de la OMT, según explicó el embajador de la RPDC.
 El gobierno está desarrollando cuatro áreas especiales para este tipo de turismo internacional.

Turismo para integrar

A juicio del funcionario de la Organización Mundial de Turismo, sería irresponsable no aprovechar esta oportunidad para avanzar en el acercamiento entre los países occidentales y el régimen norcoreano, especialmente durante el año internacional del turismo sostenible para el desarrollo.

Se estima que Corea del Norte tiene una población que bordea las 25 millones de personas, de las cuales 3 millones viajan anualmente por turismo dentro de sus fronteras. De ahí que el gobierno intente promover la llegada de viajeros occidentales.