Deten la caída del cabello con estos remedios caseros

La alopecia es un problema que no tiene distinción de raza, sexo o color y es una condición que es bastante desagradable.

112

La caída del cabello o alopecia puede deberse a muchos aspectos, una alimentación adecuada, el estrés o alguna patología, lo que si sabemos es que a muchos esto le puede causar un gran malestar y depresión al ver como poco a poco su cabello va desapareciendo.

La alopecia es un problema que no tiene distinción de raza, sexo o color y es una condición que es bastante desagradable.

En este artículo te ofrecemos los mejores remedios caseros para la caída del cabello:

El Aloe vera: es una buena opción cuando  la caída del pelo se deba a problemas dermatológicos (como por ejemplo dermatitis en el cuero cabelludo).

Corta de forma horizontal una penca de aloe vera y frotar la parte interna donde nacen las hebras. Deja que se seque y luego enjuaga. Repite este procedimiento a diario.

Té verde: aporta diferentes antioxidantes que ayudan en el crecimiento y fortalecimiento del pelo para evitar su caída.

Echa en tu cabeza la  infusión fría  como enjuague después de lavarte el cabello.Repite dos veces a la semana.

Aceite de almendras: son una gran fuente de proteínas que mejoran la salud de la piel y fortalecen el pelo.coloca unas gotas del aceite en tu mano y masajea circularmente  el cuero cabelludo. Déjalo secar  y no hay necesidad de  enjuagar.

Aceite de romero: Repite el mismo procedimiento que el aceite de almendras esto te permitirá, aumentar la circulación de la sangre y que los folículos se fortalezcan. También puedes añadirlo al champú que utilizas habitualmente.

Jugo de cebolla. El vegetal contiene mucho azufre, que mejora la circulación de la sangre en los folículos pilosos.Una vez que extraigas el jugo de la cebolla (en un mortero o similar), aplícalo en la cabeza y déjalo actuar unos 30 minutos.

Luego lava el cabello como de costumbre.

Te recomendamos que repitas el tratamiento dos veces a la semana, por lo menos, durante tres meses.