Engaña a tu mente y come menos

142
¿Hambre fisiológica o hambre psicológica? A menudo comemos más de lo que nuestro cuerpo necesita, a veces nos refugiamos en la comida como un salvavidas para saciar nuestra ansiedad, desánimo o tristeza e, incluso. Engaña a tu mente y come menos.
En Top Gente te presentamos unos trucos sencillos que te ayudaran a mantener tu peso:
  • Si comes por estrés, respira hondo y espera 15 minutos antes de lanzarte a la despensa, la ansiedad irá pasando.
  • Llena tu cesta de la compra con productos frescos.  Evita comprar snacks y dulces, así no caerás en casa en la tentación.
  • La vajilla importa. Si tus platos son pequeños, tenderás a comer menos. Igual ocurre con los vasos, los altos y estrechos tienen menos capacidad que los anchos.
  • Evita comer con tu móvil, viendo la televisión o usando la tablet, son distracciones que impedirán que seas consciente de la cantidad de comida que estás ingiriendo.

Lee también: ¿Cómo hacen las modelos para recuperar su figura después del embarazo?

¿Puedo darme un gusto si estoy en dieta?

¡Claro que sí! Permítete un gustito de vez en cuando. Depende de tu meta, puedes darte un capricho una vez al mes, cada quince días o una vez por semana.

Si quieres que las calorías sean menos, entonces prepara unas galleticas en tu casa con ingredientes de dieta que puedes conseguir en supermercados o en tiendas diet. El chocolate de cacao es también más sano que los industriales.

Recuerda que no puedes abusar tampoco de los caprichos, no es que el día que te darás el gusto te comerás una torta entera tu sol@.