¿Deseas lucir un cabello de impacto? te decimos como lograrlo

En este artículo te recomendamos las vitaminas que debes consumir ya sea en productos alimenticios como en tratamientos para el cabello, pero si unes las dos cosas en resultad será mejor”

93
cabello -top gente

En las mujeres, el cabello es la carta de presentación, tenerlo bien cuidado, sano y con un brillo resplandeciente es el deseo de todas, a veces creemos que lograr esto es muy difícil, pero ¡no! Aquí te contamos que debes de hacer para tener una cabellera de impacto.

La recomendación esencial para que esto pase, está en incluir algunas vitaminas en tu alimentación y en los productos capilares de tu preferencia y verás como los resultados se notarán en poco tiempo. Te aconsejamos usar las siguientes vitaminas.

Vitamina E: es una de las mejores puesto que se encarga de estimular la circulación del cuero cabelludo, por ende evita la caída del cabello y le da más brillo. Esta vitamina puedes encontrarla en nueces, zanahorias, espinacas, aguacates, brócoli y en tratamientos capilares que contengan aceites vegetales, como el de argán y de almendras.

Vitamina A: Te permitirá lograr suavidad y sedosidad a tu cabello, esta es una de las mejores vitaminas que debes consumir y las encuentras en frutas como el mango, el melón, en la yema de huevos y la leche.

Biotina o vitamina H: Ella fortalece los folículos capilares y evita que tu cabello se ponga quebradizo por lo que ayuda a su crecimiento. Es considerada una de las más efectivas para mantener una melena radiante. La misma podrás encontrarla en las fresas, el arroz integral y avellanas, mientras que en los tratamientos capilares vienen en shampoos que evitan la caída del cabello y combaten la caspa.

Vitamina C: con ella podrás prevenir la resequedad y envejecimiento prematuro. Consíguela en frutas cítricas como la naranja o la mandarina, también en kiwi, guayabas, apio, espinacas y perejil.

Vitamina B: especialmente la B3 o Niacina y la B12 las cuales son perfectas para el cabello puesto que le aportan beneficios desde evitar su caída y fortalecerlo, hasta nutrirlo y mantener la pigmentación o color natural de tu cabello por más tiempo.