Luce hermosos bucles con estos trucos caseros

Los cambios de look siempre nos hacen sentir mejor, nos sienta bien de vez en cuando para cambiar la monotonía

99

Los cambios de look siempre nos hacen sentir mejor, nos sienta bien de vez en cuando para cambiar la monotonía, hay quienes les gusta llevarlo liso otras cortos o teñidos pero esta vez traemos para ti los famosos bucles.

De seguro que parecen atractivas las ondas en el cabello, entonces estos trucos te van a servir, y si eres de las que les encanta cambiar de look es necesario que tengas en cuenta que cada tipo de cabello tiene un textura distinta y por eso no es recomendable usar planchas automáticas. Lo mejor es tener una manual a la que puedas configurarle el calor dependiendo del cabello.

Por ello nuestra primera recomendación en que si tu cabello es grueso unos 420 grados es suficiente, medio entre 390 y 400, y fino entre 350 y 370 grados. Enrolla un mechón de tu cabello en la plancha y deja unos 15 minutos bastara para que tu cabello se atornille.

Look de ondas playeras

Humedece tu cabello y amarra una cola muy firme en la parte más alta de la cabeza. Después divide el cabello de la cola en tres o cuatro dependiendo del grosor que desees, y trénzalas. Finalmente, acerca el secador de cabello caliente y luego selecciona el aire frío para sellar el cabello.

Desata tu cabello y tus ondas playeras saldrán como por arte de magia

Rollos para cabello y un poco de agua y sal

De seguro había usado los ruleros, pero ¿A qué no te sabías el truco de la sal? Toma una pizca de sal marina y disuélvela en agua caliente sin que llegue a hervir. Espera a que enfríe y humedece tu cabello con la mezcla. Después colócate los ruleros y acerca el secador caliente hasta que seque, y luego frío para sellar. Deja un par de horas y retíralos.

Cerveza, limón sal

En uno de secretos caseros para ondular tu cabello de forma natural y permanente.

Hierve medio litro de agua y añade la cerveza sin alcohol y jugo de limón. Cuando deje de hervir pero aún esté caliente agrega una pizca de sal marina. Puedes mezclar el remedio con un champú sin sal, o puedes lavarte primero con el champú y luego aplicar la mezcla. Sin enjuagar.