Señales básicas para descubrir a un hombre tóxico

Por tu salud mental, es mejor que te enteres a tiempo y sepas cómo identificarlos

129

Es manipulador, asfixiante y busca controlar tu vida, alejarte de tu familia y amigos y ser el centro de todo… Ese es el perfil del tipo de hombre del que hablaremos hoy en Top Gente, ¿te suena? Sigue leyendo para saber más sobre este tóxico espécimen. 

Puedes tener la mala fortuna de cruzarte con un hombre así, pero tolerar su desprecio cotidiano ya no es cuestión de suerte: es tu responsabilidad poner límites a quien no te trata con respeto, a quien como pareja no se digna a cuidarte.

Por muy atractivo que a primera vista pueda parecerte, presta atención a señales muy obvias, lo único que tienes que hacer para no engancharte a un hombre tóxico es observar y no justificar actitudes que en otra persona censurarías duramente, después de todo, no hemos venido a este mundo a sufrir en una relación de pareja.

Te damos 4 pistas básicas para identificar a un hombre tóxico:

No respeta tu espacio personal

El celular, tu computadora y tus passwords pertenecen a la esfera de lo estrictamente privado. Y no es una muestra de amor y confianza compartirlos. Por más que él insista en hacértelo creer, si te hace creer lo contrario, amiga mía, él es un controlador.

Su lenguaje corporal 

Todos tienen en común esto, y es que son mentirosos, y sus gestos te pueden decir si está mintiendo o no: se encoge de hombros, te evita la mirada o te ve fijamente, pero ninguna expresión.

También puedes leer: Tips para sufrir menos durante “esos días”

Ladrón

Los hombres tóxicos te roban los sueños, tus aspiraciones, tus ilusiones y te hacen pensar que no vale la pena luchar por cumplir tus metas. Si lees esto y te recuerda a alguien, aléjate de inmediato.

El solucionador 

Quiere resolverlo todo, incluso, hacerse cargo de aquello que es tu responsabilidad y no tiene nada que ver con él. Lo que le permite, poco a poco, tomar el control de tu vida. Ve las señales antes de que sea tarde.

Comparte la información con tus amigas en una buena noche de vinitos y vamos a reírnos un rato mientras identificamos a estos especímenes y decidimos decirles “gracias por todo, pero adiós”.