Proyecto futurista “Autobús elevador” llegó a su fin

166

De ciencia ficción. Así era reconocido el novedoso proyecto presentado a mediados de 2016 de un Autobús de Tránsito Elevador (TEB por sus siglas en inglés) que se elevaba dos metros por encima de los demás carros para sortear el pesado tráfico de China.

Un año después el sueño digno de la serie Futurama llegó a su final de una manera brusca, con la detención del Director que se encargaría de hacerlo realidad y 31 personas más por recaudación ilegal de fondos.

Leer también: ¿A que se expone una persona que no tapa su cámara web?

Poco tiempo después que la propuesta fue presentada en mayo de 2016 durante la Exposición Internacional de Alta Tecnología de Pekín comenzaron a surgir las dudas, la especulación de una presunta estafa para captar dinero comenzó a cobrar mayor fuerza, hasta que en junio se canceló el proyecto y los máximos responsables no pudieron mantener la engañosa idea con vida.

A las personas que se decidieran a invertir en el TEB se le ofrecían unas ganancias  hasta del 12 %, aunque los medios de comunicación revelaron que se trató de una manera de comprar productos financieros.

Leer también: Lisa, aplicación que predice cual foto tendrá más éxito en Instagram

Durante los últimos años en China han ocurrido una serie de estafas en páginas web que prometían un sustancial ingreso por dinero invertido en nuevas empresas.

TEB sería un macro autobús de 22 metros de largo, cinco de altura y ocho de ancho, capaz de trasladar a 1400 personas, por lo que en un principio iba a reemplazar a 20 buses convencionales con un precio 20 por ciento menor que un tren de metro. Su prueba piloto iba a ser en la provincia de Hebei y  el gobierno local estaba dispuesto a colaborar con 1.500 millones de dólares antes de descubrirse el fraude.