Presidente de Brasil niega haber incurrido en corrupción

Michel Temer es el primer jefe de Estado brasileño en ser acusado de corrupción durante el ejercicio de su cargo

87

La defensa del presidente brasileño, Michel Temer, entregó sus alegatos frente a las acusaciones de corrupción que ha formulado en su contra la Fiscalía, donde negó cada uno de los cargos y sostuvo que no son más que “hilaciones sin pruebas”.

El documento, de un centenar de páginas, fue presentado ante la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados, la primera de las instancias en que se evaluará si procede el inicio de un juicio penal contra Temer, quien en ese caso sería suspendido de sus funciones por un plazo de 180 días.

Lee también: Ministro de Brasil en la G-20: Habrá recuperación económica

“Esta acusación no es contra un ciudadano común, es contra el presidente de la República y contra Brasil”, manifestó el abogado del presidente Temer, António Cláudio Mariz de Oliveira.

El primer mandatario, del partido PMDB (centroderecha), fue acusado de recibir un soborno de 500.000 reales (150.000 dólares) de JBS, la mayor procesadora de carne del mundo, a través de un asesor al que la policía fotografió recibiendo una maleta con el dinero antes de arrestarlo.

Te puede interesar: ¿Pankirson? Pregúntale a tus intestinos

Cabe recordar que este caso convirtió a Temer en el primer jefe de Estado brasileño en ser acusado de un delito común durante el ejercicio de su cargo. La crisis se produce apenas 13 meses después de la separación del cargo, en un proceso de impeachment, de la izquierdista Dilma Rousseff, de quien Temer era vicepresidente.

La defensa también impugna la validez de una grabación, hecha por Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, en la que Temer parece dar su aval al pago de un soborno para comprar el silencio de un diputado preso. 

Esta grabación, además, podría valerle a Temer nuevos cargos por obstrucción a la justicia y formación de organización criminal.