4 cosas que debes sacar de tu casa ahora mismo

Ideas y soluciones para una casa impecable

145

Muchas veces pasamos horas, días y hasta semanas tratando que la casa luzca realmente impecable, pero al final no lo logramos. Esto se debe a que quizás no estamos prestando atención a esas pequeñas cosas que impiden que todo esté limpio y ordenado, y que seguramente ni siquiera lo habías notado.

Buscamos las mejores ideas y soluciones para que te animes a probarlas en tu hogar, tal será el caso de las 4 cosas que han estado entorpeciendo la limpieza e higiene de tu casa.

Dile adiós a la esponja de lavaplatos

Seguramente en tu casa no prestan demasiada atención al cambio de la esponja y la verdad es que esta es una fuente inagotable de bacterias y contaminación. Es de suma importancia cambiar la esponja al menos una vez al mes, para evitar enfermedades, recuerda que ella se encarga de limpiar los platos y utensilios de cocina, que son usados diariamente.

¿Cada cuánto cambias el cepillo de dientes?

Según los odontólogos, los cepillos de dientes deben cambiarse una vez cada tres meses, puesto que con el uso diario se deterioran y acumulan bacterias, cuida tu higiene bucal y recuerda desecharlo cuando sea necesario.

Un truco para darle uso al cepillo de dientes una vez que lo vas a botar es, usarlo para limpiar las áreas más difíciles de acceder en el baño, como las rendijas o pequeños espacios entre las baldosas, agrega cloro o desinfectante,  pásalo haciendo un poco de fuerza y listo.

También puedes leer: Aprende a preparar una deliciosa ensalada de mango

Deja de acumular revistas viejas

No hay nada más anticuado que tener una esquina con una pila de revistas viejas, esta sin duda no es una buena decoración retro, y para ser sinceros jamás volverás a leer esas revistas, es momento de agarrar una bolsa y botarlas todas, verás que tienes mucho espacio disponible y te sorprenderá la cantidad de polvo que estas almacenan.

Maquillaje y medicinas vencidas

En cuanto al maquillaje, mujeres cuando descubren en la gaveta un labial que creían haber perdido hace tres años, o unas sombras que todavía conservan un poco de tu color favorito, es momento de botarlo, recuerda que no solo están ocupando espacio innecesario, también se vencen y pueden ocasionar daños en la piel.

Las medicinas o antibióticos por lo general pueden durar un poco más de lo que indica su fecha de vencimiento, pero no mucho más de unos meses, no pongas en juego tu salud, revisa constantemente la gaveta de los remedios y encargate de usarlos antes que expiren.