Las cookies son un mecanismo inventado en los noventa para que la navegación en las páginas web fuera más simple para los usuarios.

Estas herramientas de programación se encargan de guardar pequeños fragmentos de los accesos que puedes haber tenido en la web o algunos datos de los usuarios con el objetivo de no tener que proporcionar la misma información varias veces.

Existen tres tipos de cookies. Las primeras son las no persistentes, que son usadas habitualmente para guardar la sesión cuando alguna persona se registra en un portal. Retienen el usuario y contraseña para mantener esa información en línea.

Las segundas son las persistentes, que se guardan en el disco duro y permiten el acceso automático a las cuentas de redes sociales o correos electrónicos, si previamente se ha dado la autorización de recordarlas.

En este sentido, es importante tener en cuenta que estas cookies no toman las contraseñas sino que guardan llaves de identificación que funcionan como códigos.

Te puede interesar: Comer chocolate todos los días te hace bien

Las terceras, denominadas flash cookies, son segmentos de video o datos que se guardan en el computador y los cuales vienen de páginas que hacen uso de Adobe Flash.

Las cookies están presentes en todos los dispositivos que tengan conexión a sitios web, también denominados como protocolos de http y https. Todo lo que contenga un navegador se almacena en un historial de navegación.

Cómo borrar las cookies

Según el experto de ciberseguridad en ElevenPaths de Telefónica, Diego Espitia, “es importante hacer limpieza de las cookies ya que existen programas que permiten que terceros hagan lectura de ese historial para saber cuáles son los gustos o preferencias de los usuarios y así crear publicidad dirigida”.

También puedes leer: Google: Inteligencia artificial creará un millón de empleos

Es recomendable llevar a cabo este proceso cada dos o tres meses, teniendo en cuenta que aunque se pierde el registro de las contraseñas que predeterminaste para que se guardaran automáticamente, evitas que se haga un rastreo publicitario y hasta personal de tu información.

El proceso de eliminarlas no requiere de mucha experiencia en programación. Al contrario, cualquier usuario puede realizar este proceso entrando a la configuración del navegador.

Allí debes ingresar a “configuración de contenido” y seleccionar la opción cookies para luego desplegar un registro de los sitios web que has visitado. Puedes eliminarlos todos o seleccionar los que no desees ver.

1 Comentario