Te ensañamos a empacar según el tipo de viaje

Siempre llevamos más de lo que deberíamos

118

Cada destino requiere una estrategia diferente a la hora de empacar, pero hay técnicas que deberíamos tener en cuenta siempre. Olvídate de doblar y aprende a enrollar. ¡Ganarás un montón de espacio y será más fácil encontrar todo en la maleta!

Además, es necesario que lleves bolsas de plástico, en caso de que alguna prenda se moje y los zapatos se ensucien; guardar ropa interior y medias para todos los días.

Te puede interesar: ¡Debes conocer estas ciudades antes de cumplir 30!

Para un viaje de negocios

  • Vale la pena invertir en dos recursos claves: un buen secador para viajeras (pequeño y potente, los de los hoteles suelen recalentarse y secar a medias) y una pequeña plancha de vapor.
  • Un par de tacones (los que salen con todo) y unos zapatos planos (tipo ballerinas).
  • Una chaqueta tipo blazer negra, que se puede llevar puesta en el avión, o doblada al revés en la maleta para que no se arrugue.
  • Una bolsa con productos de higiene tamaño miniatura, que no superen los 100 mililitros, para que la maleta pese menos o para que pueda llevarlos como equipaje de mano.

Para el clima frío

  • Vale la pena invertir en camisetas y pantalones en materiales térmicos y livianos. Consejo: protégete antes de salir. Una vez sentimos frío, requerimos de mucha energía para calentar el cuerpo nuevamente.
  • Empaca una bufanda o un cuello térmico. Es necesario taparse la boca y la nariz, porque respirar directamente aire frío hace que disminuya la temperatura de todo el cuerpo.
  • Lleva medias de lana o materiales especiales, ¡no caigas en el mal truco de usar doble media! Hacerlo deja los pies muy apretados, bloquea la circulación de los pies y del aire, y genera humedad que enfría más los pies.
  • Siempre lleva protector solar. Aunque no haya sol, el viento y la radiación pueden ser igual o más perjudiciales.

Para la playa

  • Lo que no puedes dejar: protector solar, crema para después del sol, repelente, acondicionador para proteger el cabello y lentes de sol. Es ideal conseguir manteca de cacao para los labios y llevar un sombrero.
  • Lo que tiene que dejar en la casa: el maquillaje y la ropa pesada.
  • No deberías dedicarle mucho tiempo a pensar en las prendas que vas a llevar. Tu maleta deberá ir más ligera que nunca.
  • Posiblemente sólo utilizarás sandalias, pero, tal vez, sea buena idea llevar unos tenis.
  • Lleva ganchos y cintas para el cabello. Ni se te ocurra empacar plancha o secador.