Podrías estar cayendo en depresión y no saberlo

188

Son muchas las causas que podrían llevarnos a la depresión: genética, estrés, ansiedad o hasta la muerte de un ser querido. Lo más alarmante de todo es que las mujeres tienen más probabilidades de padecerla que los hombres, pues por cada uno de ellos hay dos mujeres con esta enfermedad.

En Top Gente te decimos cuáles son algunos de los síntomas de esta enfermedad para que estés alerta. Eso sí, antes de diagnosticar que sufres de depresión es necesario determinar si padeces de al menos cinco de los siguientes síntomas durante dos semanas y deben reflejarse en tu vida cotidiana.

Sin ánimo

La depresión es una afección que si no es tratada a tiempo, te puede llevar a la muerte. Si te sientes triste la mayor parte del día, ten por seguro que podrías estar cayendo en depresión.

Pérdida de interés

Te vuelves irritable incluso con escuchar el sonido de la voz de tu pareja o hasta una de tus canciones favoritas. Además, no te apetece ver a nadie, lo que antes te gustaba ahora te parece estúpido.

Lo único que deseas es meterte en tu habitación, dormir y dejar que todo lo que está a tu alrededor continúe sin ponerle importancia.

Lee también: ¿Sufres de baja autoestima? 

Te sientes aislada

Sientes un terrible miedo de salir y de hasta ser juzgada por lo que sientes. Por estas razones haces hasta lo imposible para ocultar lo que sucede. Para no molestar, prefieres aislarte de tus amigos, de tu pareja y hasta de tu familia.

Dificultad para concentrarte

En tus estudios o en el trabajo, se te hace imposible ejecutar tus labores con calidad y no tomas decisiones. Todo esto te lleva a sentir culpa e impotencia.

Falta o exceso de sueño

Una de las principales razones por las que las mujeres presentan depresión son las dificultades económicas. El estrés las dirige a esta enfermedad, lo que las hace dormir más, o a veces hasta padecer de insomnio.

Te puede interesar: ¿Te gusta caminar descalzo? Esto mejora tu salud cerebral

Trastornos físicos

A las mujeres les fascina comer, sin perder su figura, aunque muchas veces te olvidas de ella con tal de deleitar tu paladar, lo que no está mal. Lo que sí es preocupante es cuando lo haces por querer “olvidar” tu tristeza o por el contrario cuando dejas de tener apetito. Ninguna de las dos opciones es aceptable cuando se es víctima de este padecimiento.

La detonante, pensamientos de suicidio

La persona que está deprimida siente que sus problemas son inmensos, cree que no tienen solución y que la única salida es acabar con todo.

Uno de los casos más sonados y tristes ha sido el de Robin Williams, quien pasó por una profunda depresión que lo llevó a acabar con su vida.

La depresión afecta a cualquier persona sin importar su status social ¡Cuídate!