¿Fin del sexo con la menopausia? Gánale la batalla

129

La llegada de la menopausia deja algunos efectos en todo nuestro cuerpo, incluso puede ocasionar determinados problemas psicológicos. Una de las partes que más no llena de angustias son los cambios en nuestra zona íntima, ya que convierte a las relaciones sexuales en algo incómodo y hasta doloroso.

Pero esto no significa el fin de nuestra sexualidad, como en todas las edades, debemos aprender a adaptarnos a los cambios de nuestro cuerpo. La menopausia puede ser un gran momento para descubrir nuevas formas de vivir la sexualidad, incrementar la imaginación y juegos previos.

Lee también: Fantasías sexuales más comunes en las mujeres

¿Cuales son sus efectos en la sexualidad?

Disminución del deseo

El deseo puede verse alterado a lo largo de las distintas fases de la vida, no obstante, suele ser bastante habitual encontrarnos con mujeres que sienten que su libido disminuye durante este período.

Los cambios a nivel físico y emocional influyen notablemente en su bienestar, por lo que, sumado a que las sensaciones sexuales son menores, se convierte en la fórmula idónea para ir aparcando las relaciones sexuales y que el deseo se vaya viendo disminuido.

¿Que hacer para mejorar esta situación? Lee novelas eróticas son una fuente potencial para recuperar el deseo ya que activa nuestra imaginación y fantasías. Además, es momento de redescubrir tus puntos erógenos, intensifiquen la estimulación y añadir cosas nuevas en el acto sexual.

Falta de lubricación vaginal

La disminución de estrógenos hace que la lubricación vaginal disminuya, por lo que las mujeres deben recurrir a cremas o lubricantes para aportar a la vagina ese líquido necesario para tener una relación sexual placentera.

Menor intensidad excitatoria

Los niveles de excitación de antes disminuyen también luego de la menopausia. Los cambios de este proceso producen una respuesta mpas lenta y suave al nivel seuxyal, por lo que se requiere mayor tiempo de caricias, juegos y estimulación.

Tips: Práctica los ejercicios de Kegel ya que, al trabajar la musculatura pélvica, aumenta la tonificación de ésta y las sensaciones aumentan, lo que se traduce en mayor placer.

Te puede interesar: Ejercicios Kegel para aumentar el deseo sexual

Orgasmos menos intensos

Al estar el suelo pélvico menos tonificado -algo que se puede mejorar con los Kegel- las contracciones al momento del orgasmo se producen con menos intensidad.

Para aumentar el deseo y trabajar el área pélvica debes seguir los anteriores consejos, pues la menopausia no significa el fin de las relaciones sexuales. ¡Adaptate a tu nuevo cuerpo y sácale provecho!