Este año, Venezuela podría quedar fuera del Miss Universo

Debido a la aguda crisis que se vive en ese país, se dificulta a los organizadores pagar el monto por la franquicia anual

131
Keysi Sayago, Miss Venezuela 2016

Miss International, 6 Miss Mundo y 7 Miss Universo, son algunas de las asombrosas cifras que dan cuenta de por qué Venezuela es considerada una verdadera potencia en materia de concursos de belleza.

En cuanto al más popular de todos, Miss Universo, el país suramericano también se jacta de decir que posee un Récord Guinness al ser el único en ser coronado consecutivamente en toda la historia.

Todo esto, ha generado que siempre la llegada de su representante genere gran revuelo y expectativa. Sin embargo, este año podría ser distinto.

Y es que la prensa internacional ha comenzado a hacerse eco de la posibilidad que existe de que Miss Venezuela no participe en la próxima edición del certamen en el que la francesa Iris Mittenaere entregará la banda.

También puedes leer: Justin Bieber canceló su tour mundial “Purpose”

Inicialmente, fue TVyNovelas USA quien indicó que debido a la aguda crisis que se vive en ese país, se le estaría dificultando a los organizadores pagar el monto por la franquicia anual, que se trata de 100.000 dólares. Esto pondría en riesgo la actuación de Keysi Sayago, quien tiene la tarea de superar a su antecesora, Mariam Habach, quien no clasificó.

Sin embargo, algunos medios señalan que hay una esperanza para la hermosa morena. Y es que según las reglas del concurso, cuando un país gana el Miss Universo, el mencionado monto es exonerado para el año siguiente, por lo que al parecer Venezuela aún tiene ese beneficio por haber ganado en las ediciones de 2008, 2009 y 2013.

Una situación similar experimentaron en el 2003, cuando se conoció que la ahora presentadora Mariangel Ruíz no asistiría por el mismo motivo. Sin embargo, a última hora si se lograron pagar los gastos y llegó una semana antes de la gala final. Ahí, obtuvo el lugar de la primera finalista, superada únicamente por Amelia Vega.