Woodley mantuvo su cetro entre abucheos

El campeón de peso welter defendió por tercera vez su corona

86

En un encuentro que dejo mucho que desear, el campeón del peso welter Tyron Woodley retuvo su cinturón al enfrentarse al contendiente número 1, Demian Maia, pelea que finalizaría por la vía de la decisión en el UFC 214.

El norteamericano aprovecho su gran dominio en lucha y boxeo para poder imponerse ante su adversario. Desde el primer asalto Maia intento llevar la pelea al piso pero el monarca de las 170 libras con su excelsa defensa de derribos evito cualquier mal y aprovecho para conectar con potentes golpes a su adversario.

Ambos peleadores no lograron lanzar un alto volumen de golpes, pero Woodley fue el que conecto los mejores ataques. La trama perduro el brasileño insistiendo con sus intentos de derribo pero “The Chosen One” se mantendría en todo momento de pie y buscando poner una conexión de potencia que culminará el encuentro de manera rápida.

La decisión se iría a las tarjetas, las cuales reflejaron 50-45, 49-46 y 49-46 a favor de Woodley quien hizo su tercera defensa efectiva de su cinturón del UFC.

“Sabía que no podía lanzar golpes muy alocados porque corría el riesgo de ser derribado. Él es un especialista en el jiu jitsu, así que ahora quiero enfrentar a alguien que me lleve a mostrar todas mis habilidades” afirmó el campeón welter tras finalizada su disputa.

Woodley mejora su récord a 18-3-1 con seis nocauts y cinco sometimientos, mientras que en el UFC su registro es de 8-2-1.