¿La píldora anticonceptiva puede afectar tu salud mental?

Los anticonceptivos orales reducen el bienestar de las mujeres, según estudios

172

Pese a la repetida insistencia de muchas mujeres a lo largo de los años sobre el hecho de que la píldora anticonceptiva tiene un efecto negativo sobre la salud mental y física de las mismas, se ha publicado un reciente estudio sobre cómo el control hormonal afecta el bienestar femenino.

El estudio dirigido por Karolinska Instutet en Estocolmo, encontró que, sorprendentemente, los anticonceptivos orales reducen el bienestar de las mujeres en general.

En este sentido, el estudio tomó a 340 mujeres saludables de entre 18 y 35 años, y por 3 meses las trataron de manera aleatoria con pastillas anticonceptivas. Estos últimos contenían etinilestradiol y levonorgestrel, que es el anticonceptivo más común en Suiza y otros países.

A pesar de que nadie sabía qué pastillas les habían dado, aquellas que recibieron las pastillas anticonceptivas estimaron una calidad de vida más baja. Se calificó el humor, el bienestar, la energía y el autocontrol y los resultados arrojaron que todas se vieron afectadas de manera negativa.

El estudio nota que los cambios son pequeños, pero que podrían ser de importancia clínica.

Leer también: ¿Pankirson? Pregúntale a tus intestinos

Otros estudios

Por su parte, una investigación diferente reveló que el consumo de anticonceptivos hormonales, especialmente entre las adolescentes, era asociado con el uso posterior de antidepresivos y diagnóstico de depresión.

A principios de este año, The Debrief publicó un estudio llamado Mad About The Pill, recalcando en particular los efectos secundarios negativos de las pastillas anticonceptivas.

Ellos encontraron que muchas mujeres reportaron un incremento de depresión, ansiedad y ataques de pánico mientras tomaban la pastilla, y no se sentían tomadas en serio cuando reportaban los síntomas al doctor.

Te puede interesar: Dolor de cabeza: ¿motivo para ir al médico?

Claro que todos los estudios demuestran que no ocurren los mismos efectos en todas las mujeres. Sin embargo, existen incontables investigaciones y artículos que sirven como evidencia de que los expertos deberían ser más cuidadosos al prescribir la píldora anticonceptiva a cualquier mujer.