Durante la época colonial fue una de las ciudades más prosperas de Bolivia y América, hogar de la mina de plata más grande del mundo situada en las faldas de la montaña conocida como Cerro Rico, enriquecimiento que impregnó a la ciudad de lujosas construcciones coloniales barrocas.

Hoy declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, permite recorrer sus estrechas callecitas adoquinadas apreciando el antiguo esplendor de sus edificaciones coloniales, alzándose entre ellas iglesias, monasterios, templos, palacios y casonas. En sus alrededores se pueden visitar las joyas del Salar de Uyuni y el Parque Nacional Torotoro, ambos sitios imperdibles que entran en cualquier lista de los mejores lugares turísticos de Bolivia.

Te puede interesar: Lugares de Oruro, Bolivia que debes conocer

Joyas del Salar de Uyuni

El salar de Uyuni es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, con una superficie de 10 582 km2.​ Está situado en el suroeste de Bolivia en el departamento de Potosí.  El salar de Uyuni es la mayor reserva de litio en el mundo con el 50-70 % del litio mundial, e igualmente cuenta con importantes cantidades de potasio,boro y magnesio.

Pero no solo esto, es un lugar impresionante para visitar, cualquier turista quedaría maravillado, es conocido como el espejo sin fin ya que muchas veces el suelo de sal refleja las mañanas y atardeceres.

Parque Nacional Toro Toro

El Parque nacional Torotoro es un área protegida de Bolivia es un auténtico paraíso para los amantes de la geología, paleontología, puesto que se puede encontrar huellas de grandes reptiles del mesozoico y profundas cavernas del origen kárstico. Allí está la extensa caverna de Huma Jalanta, la caverna de Huaca Senka y otras. Asimismo existen huellas de dinosaurios y zonas con abundantes fósiles.

Laguna de colores

Son una serie de lagunas altoandinas de variados colores ubicadas al suroeste de Bolivia, su belleza impresionan a cualquiera. Entre las más destacadas está la laguna colorada, verde, celeste y laguna hedionda.