Rusia planea despedirse de Windows muy pronto

El sistema operativo cuenta con todo lo necesario para pasar las pruebas

103

Rusia desarrolla un sistema operativo denominado OS que traducido al ruso significa “Eje”, ideado con el fin de sustituir las plataformas operativas tradicionales contando con el  soporte técnico del Centro Nacional de Informática.

Según los expertos de varios laboratorios de certificación, el OS ruso cuenta con todo lo necesario para pasar las pruebas. De este modo, podría entrar en servicio de organismos estatales en un futuro próximo.

En este sentido, el sistema ruso cuenta también con herramientas de protección de la información, de monitoreo y de gestión de sistemas, además de tener su propio servidor de correo electrónico y un sistema de gestión de bases de datos.

También puedes leer: Google planea convertir historias de Instagram en noticias

La novedad del sistema ruso radica en que ofrece todo un “ecosistema” de productos y programaciones que disponen además de soporte técnico por parte del Centro Nacional de Informática. Además, los componentes obsoletos del programa son sustituidos por versiones actualizadas de forma periódica, según afirmó el portavoz de esta compañía encargada de desarrollar el sistema operativo nacional.

Los sistemas basados en Linux a menudo se usan como alternativa a los basados en Windows. En total, hay más de dos docenas de sistemas operativos rusos que tienen como base el Linux estadounidense, como el Alt Linux, el Basalt y otros. No obstante, el sistema OS es único en su clase, puesto que está diseñado siguiendo las reglas estatales en cuanto a la gestión de datos clasificados.

Te puede interesar: WhatsApp permitirá grabar audios sin pulsar la pantalla

Finalmente, es posible integrar en el sistema productos diseñados para otros sistemas operativos como el propio Windows. La integración es muy importante para experimentar una “migración confortable” de los usuarios, apuntó el representante.

El OS ruso utiliza un conjunto de diferentes programas basados en código abierto para las funciones cotidianas, como el navegador de internet Firefox o el software de edición OpenOffice.

Al mismo tiempo, está adaptado para los usuarios rusos y es compatible con el software de producción nacional.