¿Eres una persona distraída? ¡Tiene solución!

4 consejos para mejorar tu concentración

133

Quizás no los sabías, pero la falta de atención es uno  de los factores que más influyen en tu productividad y capacidad para alcanzar tus objetivos.

Además de desquiciar a todos tus amigos porque te distraes cada vez que te están contando algo, la falta de atención hace que seas incapaz de recordar datos importantes. ¿De tu lista de contactos en el móvil, cuántos números puedes recordar? Es probable que no más de tres.

Sigue estas sencillas técnicas, y dejarás de estar en ese planeta lejano de la distracción. ¡Te esperan en la Tierra!

Prioriza tus tareas

Familia, estudios, trabajo, amigos… La mayoría de las personas no son capaces de afrontar todos sus quehaceres diarios y mientras hacen una cosa piensan en la que han dejado a medias o no han empezado, y al final no se centran en nada.

Es fundamental no saturarnos y seleccionar las cosas necesarias que debemos hacer para alcanzar un mínimo de metas diarias. Reserva siempre una o dos actividades que te motiven y procura que nunca sean más de 10.

Te puede interesar: Descubre cómo puedes usar plancha sin maltratar tu cabello

Tentaciones 2.0

Hoy, la mayor fuente de distracciones proviene de los dispositivos móviles. Mira a tu alrededor y verás cuántos están más pendientes de lo que muestra su móvil que de cualquier otro estímulo que les rodee. Alguien les está hablado y, como seguro también te ha pasado más de una vez, no se están enterando de nada.

Tampoco tienes que aislarte, pero desconectar las tecnologías durante unas horas, te ayudará a mejorar tu capacidad de atención… Que parece que sólo responde ante las vibraciones y avisos del móvil.

También puedes leer: Consejos para crear tu marca personal

A primera hora

Nuestra fuerza de voluntad es como un músculo que se agota a medida que pasa el día y lo mismo ocurre con nuestra capacidad para tomar decisiones importantes. Quitarte los quehaceres aburridos o agobiantes primero, mejorará tu capacidad de atención horas después.

Mastica chicle

¿A menudo te pasa que estás estudiando o trabajando y no puedes evitar darte un viaje a la nevera? Comer es una vía de escape de la monotonía, pero picotear mientras estás haciendo algo importante, te distrae y además te llena demasiado, lo que te deja muy cansado como para prestar atención.

¿Solución?: mascar un chicle. Según demostró un estudio publicado en Scientific American, las personas que mastican chicle son más precisas y muestran tiempos de reacción más rápidos que los que no lo hacen.

Así conseguirás mantener la atención y acabarás con esa mala costumbre de comer por hacer algo.