Panamá exigirá visa a venezolanos que ingresen al país

Las medidas se mantendrán hasta que se recupere el orden democrático en Venezuela

76

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, notificó este martes que a partir del próximo 1° de octubre de 2017, Panamá solicitará visa a todos los venezolanos que visiten el país centroamericano, en respuesta a la crisis que atraviesa su país vecino.

En este sentido, la decisión se conoce tras la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, la semana pasada, cuando Varela anunció que su Gobierno tomaría medidas que incluirían acciones migratorias que no especificó.

“Ante la ruptura del orden democrático en Venezuela, situación que pone en riesgo nuestra seguridad, nuestra economía(…) he tomado la decisión de exigir visas a los ciudadanos venezolanos que quieran viajar a Panamá”, dijo Varela en un breve mensaje a la nación transmitido por radio y televisión.

También puedes leer: Se prohibió entrega de alimentos a venezolanos en sitios públicos en Colombia

Asimismo, el mandatario agregó que se otorgará “un estatus migratorio a los 25.000 venezolanos que fueron debidamente censados hasta el 30 de junio de 2017”.

Además, el jefe de Estado señaló que estas medidas se mantendrán hasta que se recupere el orden democrático, se restaure la Constitución y se respeten los derechos humanos en Venezuela.

Te puede interesar: Expolicía venezolano huye del país y habla de las órdenes que recibía

Varela agradeció la confianza del pueblo panameño y garantizó que siempre tomará las medidas necesarias para proteger los intereses de Panamá.

A través de Twitter, explicó que una visa estampada es un documento migratorio que se solicita previo al viaje y es requisito obligatorio para entrar al país.

Venezolanos en Panamá

En los últimos seis años, unos 60.000 venezolanos han ingresado a Panamá, dijo Varela, agregando que se les ha brindado ayuda para legalizar su situación.

En lo que va del año, Panamá ha recibido 16.880 peticiones de residencia, de las cuales otorgó 14.907 y negó 1.973, según datos del Servicio Nacional de Migración.