Todas las mujeres tienen distintos rituales de belleza. Sin embargo, todas comparten una meta común: que el esmalte de uñas dure lo máximo posible. Por eso, hoy te damos una breve guía para que tu pedicura dure hasta tres semanas.

Al disfrutar de un excelente clima casi todo el año, las sandalias y zapatillas sin talón son dos modelos de calzado favoritos. De ahí la importancia de mantener nuestros pies listos para cualquier ocasión que lo amerite.

Barniz transparente

Una de las formas más sencillas de proteger el esmalte es aplicar una capa ligera de barniz cada 7 u 8 días. Este producto no solo mantendrá el brillo, también ayuda a que no se levante la pintura desde los bordes.

Si eres fanática del nail art, no puedes omitir este paso.

Te puede interesar: Tratamientos de belleza con ingredientes naturales

Pies en alto

Sabemos que no siempre es posible por los roles que cumplimos o las diligencias que se acumulan; pero trata de darte al menos un par de horas antes de seguir con la rutina.

¡Más aún! De ser posible, sube los pies sobre unas almohadas o bancas y dale tiempo a que el sellador haga su efecto.

Aceites esenciales

Estos contribuyen en gran medida a que tu pedicura dure tres semanas; ya que hidratan las cutículas y previenen las resequedades. Si no te gusta la textura, opta por cremas con extracto de almendras, cítricos o una neutra.

También puedes leer: Dile adiós a las uñas quebradizas con estos tips

Hidratación

Tomar suficiente agua a diario es otro de los secretos que extienden la vida de cualquier trabajo en manos y pies. Y esto no se traduce solo en una piel sana; también en uñas más fuertes y sin ningún tipo de manchas.

Temperatura

Nada es tan relajante como una ducha caliente; pero ésta es una de las razones por las cuales todo el trabajo del salón se pierde. Los esmaltes suelen tardar hasta 12 horas en asentarse; por eso mejor dúchate con agua templada o fría.