Despiertas y usas tu smartphone, comes y usas tu smartphone, vas al baño y usas tu smartphone, trabajas y usas tu smartphone, saludas a alguien y usas tu smartphone.

¿Te das cuenta que revisas tu móvil más de lo que haces cualquier otra actividad al día? ¿Te has puesto a pensar de la cantidad de gérmenes que hay en todo lo que tocas y cómo esta se transmite a la superficie de tu smartphone?

La pantalla del móvil es un nido de bacterias, tanto es así que algunos estudios ya han alertado en el pasado de un dato concluyente: encontrarás más bacterias en la pantalla de tu smartphone que en un inodoro. Terrorífico, ¿no crees?

Te puede interesar: El uso constante del móvil puede dañar tu piel

Con normalidad, desbloqueamos el terminal unas 80 veces por día y en la pantalla se van acumulando todas las bacterias de lo que nuestras manos acumulan. Se han encontrado hasta 30 veces más bacterias en los móviles que en inodoros, según diferentes estudios realizados.

Por esta razón, lo ideal sería desinfectar a diario la pantalla, ya que aunque lavemos nuestras manos estas regresan a ella poco después, recogiendo la suciedad que allí permanece.

En este sentido, para desinfectar la pantalla del smartphone basta con usar una toallita húmeda con alguna solución limpiacristales, nunca echar agua encima del terminal ya que eso solo podría averiarlo.

También puedes leer: ¿Sabes que lo que el “Efecto Google” provoca en ti?

¿Cuántas bacterias se acumulan en la pantalla?

De acuerdo un estudio reciente de la New York University School of Medicine, las bacterias más comunes en una pantalla de móvil son aquellas que se encuentran en la piel y en el tracto respiratorio, pero también bacterias fecales.

Así, es probable que una pantalla no desinfectada pueda contener bacterias como el E. coli, estafilococos y estreptococos (causante esta de infecciones como las amigdalitis).