Controla la hipertensión con estos alimentos

127

La hipertensión es una enfermedad muy delicada, debido a que si no se atiende a tiempo puede causar la muerte. Por ello, es importante seguir un tratamiento para disminuir y controlar la presión arterial.

Los especialistas señalan que la ingesta excesiva de sal y la comida chatarra puede aumentar la presión sanguínea dentro de las arterias del organismo, por lo que la nutrióloga Mónica Maza, te dice qué alimentos debes incluir en tu dieta para que ganes salud y te sientas bien:

Kiwis

El consumo de tres unidades al día ayuda a disminuir la hipertensión, gracias a que son ricos en luteína y antioxidantes. Además, disminuye el estrés y el nerviosismo.

Alimentos ricos en potasio

 La ingesta de este mineral es muy importante para mantener estable la presión en el interior y exterior de las células. También disminuye los efectos negativos del exceso de sodio en el cuerpo. Se debe consumir a través de alimentos como chícharos y plátanos.

Sandía

Esta fruta no sólo es refrescante, sino que contiene fibra, licopenos, vitamina A y potasio. La ingesta de este alimento ayuda a prevenir diversas enfermedades como la hipertensión y alarga la vida.

Chocolate

 Los flavonoides que se encuentran en este alimento favorecen la dilatación de los vasos sanguíneos gracias a la formación de óxido nítrico endotelial, lo que reduce la hipertensión.

Comida picante

Los alimentos con chile ayudan a prevenir muchos padecimientos como la hipertensión, gracias a la capsaicina, un antioxidante natural que previene la aparición de coágulos en la sangre, reduce la presión sanguínea, mejora el sistema circulatorio y mantiene fuertes las paredes celulares.

Resultado de imagen para chile picante

Los especialistas destacan que si se registra la hipertensión por mucho tiempo y no se controla, ésta puede lesionar al corazón, los riñones y el cerebro. Por eso es importante que conozcas tu cuerpo y sigas las recomendaciones de tu médico.

Puedes leer: Alimentos que dismunuyen el deseo sexual ¡Aunque no lo creas!