¡No dejes que el jet-lag se vea reflejado en tu aspecto!

Los efectos de este malestar incluyen cansancio, deshidratación y dolor de cabeza

101

Te vas de vacaciones, pero te es difícil disfrutar los primeros días por culpa del terrible “jet-lag”. ¿A qué nos referimos? Al desajuste que sienten las personas en su reloj biológico originado por cambiar de zonas horarias bruscamente.

Si bien es cierto que a cada persona le afecta de manera distinta, los efectos de este malestar incluyen cansancio, deshidratación, dolor de cabeza y algunos trastornos de sueño.

Por eso hemos reunido algunos tips que pueden ayudarte a que las consecuencias del “jet lag” no se vean reflejadas en tu aspecto.

Procura dormir en el avión

Aunque esto no evitará que tu cuerpo sienta el cambio de horario, podrás reducir el efecto si logras dormir algunas horas. Para ello es necesario volar con ropa cómoda, llevar una
almohada y, si es posible, un antifaz.

También puedes leer: ¿Tienes más de 30 años? Mira lo que debes evitar en tu look

Hidrátate

Una de las cosas que provoca el “jet lag” es deshidratación; toma mucha agua antes y después del vuelo, también evita las bebidas alcohólicas, ya que el ingerirlas puede empeorar la situación.

No descuides tu piel

La cara es donde más van a notar los efectos del desajuste de horario, así que también atiende esta parte de tu cuerpo, dándole hidratación extra con un poco de crema para el
rostro y un aditamento especial para el contorno de ojos.

Te puede interesar: ¿Sufres de sangrado en las encías? Mira cómo tratarlo

El sol será tu aliado

Asolearte te servirá porque la producción de vitamina D que se efectúa al hacerlo, te ayudará a ajustar tu reloj biológico. Pero no olvides usar siempre un buen bloqueador
solar para evitar manchas en tu piel.

Planea una hora adecuada para dormir

Puede resultar difícil al inicio luego de un vuelo de varias horas, pero haz todo lo posible por dormir a la hora correcta. Procura que no haya siestas para adecuarte a un horario
específico al dormir.