Concierto de Bad Bunny en Chile deja 12 heridos

91
Bad Bunny

Un concierto ofrecido por el cantante de trap Bad Bunny en Chile terminó en una estampida tras escucharse presuntamente unos disparos. Esta situación dejó a unos 12 menores heridos, según informes policiales.

Según Carabineros (policía militarizada), en el Espacio Brodway, donde se realizó el evento, había unos 3 mil jóvenes en el momento de los hechos que provocaron la huida de los asistentes. Estos dañaron las mamparas y provocó la caída de vidrios.

El confuso incidente fue informado en primera instancia como una detonación, según indicó el mayor de Carabineros, Ricardo Ortega Zenteno. Aunque más adelante se confirmó que no se trataba de ningún tiroteo.

El responsable del evento, Manuel Román, detalló a los periodistas que nunca hubo disparos en el interior del recinto, pero sí hubo una riña cuando una persona le arrojó alcohol a otra, “lo que caldeó los ánimos y habiendo tanta gente se transformó en algo más grande”.

A raíz de los incidentes , la producción reforzó la seguridad y agregó detectores de metales en los accesos. “Contratamos guardias adicionales y sumamos dos ambulancias, pero al final no llegó nadie a enfermería”, informaron, aunque de todas formas contaron que un 5% del público que había comprado su entrada desistió de asistir por lo ocurrido durante el fin de semana en el show de Bad Bunny.

 

Un accidente después del concierto

Un grupo de asistentes, que iba de regreso a Santiago en auto, tuvo que detener la marcha por un neumático pinchado y empezaron a caminar por la berma.

Minutos más tarde, un vehículo los atropelló y causó la muerte de Romina Salazar (24) y Jaime Illanes (22).

Quizá te pueda interesar: Britney Spears le dice alcohólico a un fan en pleno concierto

Los dos ocupantes del automóvil se hicieron responsables del hecho y ambos fueron detenidos.

Camilo Astudillo quedó a la espera de citación por obstrucción a la justicia. Bastián Carrera fue formalizado por conducción en estado de ebriedad con resultado de muerte, quedando con arresto domiciliario nocturno. También se le retuvo su licencia.

A la salida de la audiencia, Carrera evitó dar declaraciones.

Una de las acompañantes apuntó a que el conductor circulaba en estado de ebriedad: “Íbamos caminando porque pinchamos rueda y fue y nos tiró el auto encima dos veces. El tipo iba curado“.