Pablo Alborán estrena dos nuevo singles de manera simultánea

'Saturno' y 'No vaya a ser' ya están disponibles.

135
Pablo Alborán

Pablo Alborán se presentó a primera hora de este viernes en un lugar donde se encontró con sus fans. Esto lo realizó por cadenas de radio nacionales para presentar sus dos nuevos singles, ‘No vaya a ser’ y ‘Saturno’. Estos dos temas serán un adelanto de su cuarto álbum de estudio, que será lanzado en noviembre. Las canciones ya suenan en su página web y en YouTube entre otras plataformas streaming.

El malagueño confesó que había “dormido poco”, pero se declaró feliz de regresar a la locura de entrevistas, promociones y conciertos. “Han sido dos años de mucha calma y volver a empezar de golpe se hace un poco raro, pero en realidad echaba mucho de menos mi trabajo”, admitió. Dos años en los que ha estado “en muchos sitios” pero, sobre todo, en Málaga. “En mi tierra, con la familia, volviendo a la normalidad e intentando acordarme de lo que es ser Pablito”, explicó. “De los 21 a los 27 años he estado sin un domingo libre. Lo que no hice en ese tiempo lo he concentrado en dos años”, añadió.

Lee también: Prince Royce realizará una firma de discos en Madrid

Los dos temas de Pablo son un aviso de lo que está por venir: “Un disco donde nos hemos dejado la piel, con influencias de Latinoamérica, de mis raíces flamencas, del clásico y con sonidos muy actuales sin dejar de ser yo”, explicó. Un álbum “muy personal” en las letras que ha nacido “de la calma, sin prisas ni ningún tipo de contaminación”.

Alborán pretende seguir subido a la ola de éxitos que en los últimos años viene cosechando. Como novedad, el cantautor dice haber buscado «letras que no solo encajen con una música sino que también sean agradables de leer».

La idea de lanzar de manera simultánea dos sencillos lo califica como «valiente», y manifiesta que necesitaba mostrar «los dos extremos del disco». Es por ello que «Saturno» se postula como la balada de sonido orgánico y «No vaya a ser» se sitúa en el polo opuesto, con acordes electrónicos que sitúan al malagueño en la corriente habitual.