El insólito caso de esclavitud en Bolivia

El proceso investigativo ya se ha iniciado

87
Esclavitud en Bolivia

Una indígena aimara boliviana denunció hace poco que había trabajado durante 38 años para una familia en condiciones de esclavitud. No salía de la casa y tampoco era remunerada por su trabajo.

La mujer fue identificada como Tomasa Machaca. Ella se presentó ante los medios junto al ministro de Justicia, Héctor Arce, quien pidió a la Fiscalía que investigara este caso.

“Vamos a pedirle al Ministerio Público, a rogarle encarecidamente que extreme los esfuerzos en este caso porque, de confirmarse todo lo que nos ha contado la señora Tomasa, estamos ante un caso gravísimo”, señaló Arce.

En una reunión previa a la conferencia de prensa, la mujer relató a las autoridades que había sido traída a La Paz cuando tenía 15 años para que trabajara como empleada doméstica para una familia de la zona.

Lee también: Seis ancianos mueren en un asilo tras quedarse sin electricidad por el paso de Irma

“Ella no recibió remuneración por su trabajo, no recibía las salidas mínimas que cualquier trabajadora del hogar puede tener, ella no salía de la casa, no circulaba en ningún momento, no tenía contacto con sus familiares”.

Resaltó que la mujer, de 54 años actualmente, nunca recibió atención médica, no comprende el significado de la moneda y tampoco tiene estudios.

La mujer contó el día martes que sufría constantes maltratos verbales de sus empleadores. Incluso fue golpeada en ocasiones, y le hicieron creer que sus familiares habían muerto.

Más adelante explicó que había decidido escapar de la casa por el temor a que le amputasen una pierna lesionada, ya que sus empleadores habían dado el consentimiento para llevar a cabo el procedimiento.

La mujer solicitó ayuda a un canal de televisión de la ciudad vecina de El Alto y a través de ese medio recibió atención médica finalmente y pudo reunirse con sus familiares.

Los empleadores de Tomasa la denunciaron ante la Fiscalía por el presunto hurto de algunos objetos de valor. Ella, a su vez, presentó una demanda contra ellos.

“Hemos conversado con ella, es bastante creíble su versión, hay elementos que indican que todo lo que nos ha contado es cierto”, señaló el ministro Arce.

Anunció que presentará una denuncia formal ante la Fiscalía por este caso y que un equipo, junto a los Ministerios de Educación y de Salud, se encargarán de hacer el seguimiento correspondiente.

La esclavitud es algo que ya no se ve con frecuencia. El ministro de Justicia expresó que “de confirmarse todo lo que nos ha contado, estamos ante un caso gravísimo, extremadamente grave donde en pleno siglo XXI, en plena ciudad de La Paz se ha esclavizado a un ser humano”.