Evo Morales asegura que no retirará su apoyo a Maduro

El presidente de Bolivia comprometido a participar en una cumbre de solidaridad con Venezuela.

90
Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha sido el único mandatario latinoamericano comprometido a participar este fin de semana en Caracas en una cumbre de solidaridad con Venezuela.

Viajó a Caracas con el fin de ofrecer su apoyo al presidente Nicolás Maduro, en razón de la “Jornada Mundial de la Solidaridad con Venezuela”. Esta fue organizada por el oficialismo del país petrolero.

El jefe de Estado de Bolivia, envió un mensaje contra los “países capitalistas” y enfatizó en que no van a abandonar a Venezuela  “diga lo que diga la derecha”.

Ya (el) presidente de Estados Unidos se ha rendido, está apoyando el diálogo, ya hemos ganado esta batalla. Se amenazó con la intervención militar, la guerra económica, sanciones (…) después de que amenazó con intervención militar, no solamente el pueblo venezolano sino América Latina se rebeló”, añadió.

Después de su visita a Caracas, el gobernante boliviano se trasladará a Nueva York para intervenir en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Como ya se mencionó, Evo Morales es el único mandatario de Latinoamérica aliado de la revolución bolivariana, y que además ha asistido a la cumbre de solidaridad convocada por el presidente Maduro. Además asistió también una delegación de 60 representantes de distintos sindicatos bolivianos afines a la corriente denominada “Socialismo del siglo XXI”.

Este evento tiene como fin debatir algunos temas acerca de la defensa de la soberanía y la paz. Además de procurar planificar una agenda de políticas en defensa de los derechos ciudadanos.

Lee también: Gobierno venezolano anuncia el “Plan conejo” para combatir la escasez

La cumbre surge en medio de las sanciones económicas de Estados Unidos contra altos funcionarios venezolanos. Pesan también sobre algunas transacciones comerciales de la nación petrolera.

Además de las audiencias de las que Venezuela es objeto y que pretenden definir si hay motivos para denunciarle por violar derechos humanos ante la Corte Penal Internacional (CPI).