Viuda de Hugh Hefner, rompió el silencio sobre su muerte

Crystal Hefner reveló cómo se siente con la perdida de Hugh

144

Casi una semana después de la muerte del mítico fundador de Playboy, Hugh Hefner, la mujer que compartió con él sus últimos años, Crystal Hefner, rompió su silencio para rendirle homenaje y asegurar que siempre se sentirá en deuda con él por haberla acogido bajo su ala y enseñarle todo lo que sabía.

“No he sido capaz de responder a la mayoría de la gente para agradecer sus condolencias. Tengo el corazón roto, aún no puedo creérmelo”, admite en un comunicado, en el que confirma que el empresario fue enterrado este sábado en el lugar “donde siempre supo que quería pasar el resto de la eternidad”: en la tumba colindante con la de su adorada Marilyn Monroe en el cementerio Westwood Village.

También puedes leer: Muere Hugh Hefner, fundador de “Playboy”

“Era un héroe americano, un pionero”, continúa su viuda en el mismo mensaje. “Una persona amable y humilde que abrió las puertas de su vida y de su casa al mundo. Siempre sentí lo mucho que me amaba; yo también le quería muchísimo. Me siento muy agradecida: él me dio esta vida, me dio una dirección y propósito. Me enseñó a ser amable, y estaré eternamente agradecida de haber podido estar a su lado, sujetándole la mano y diciéndole lo mucho que le amaba”.

Varios medios aseguran además que Hefner dejó instrucciones para que le vistieran con su mítica bata y su pijama a juego, y su gorra de capitán, antes de que se despidieran de él en su lugar de descanso eterno.

Te puede interesar: “Sex an the City” se despide, no habrá una tercera parte

Cabe recordar que a lo largo de sus 91 años de vida, Hugh Hefner estuvo acompañado de un sinfín de bellezas, muchas de las cuales convivieron a un mismo tiempo en la mansión Playboy como sus novias oficiales, incluidas dos pares de hermanas gemelas: Mandy y Sandy Bentley, de 1999 a 2000, y Kristina y Karissa Shannon en 2008, quienes coincidieron en el tiempo con la propia Crystal, que por entonces aún era solo la pareja número uno del empresario.

Pese a ese largo currículum amoroso, solo se casó en tres ocasiones: con su actual viuda; con Mildred Williams, su novia de la juventud de quien se divorció en 1959 en pleno ascenso a la fama; y con la conejita Kimberley Conrad en 1989, una unión que legalmente duró hasta 2010 aunque se separaran en 1998.