Boda: Ceremonia de la arena

La ceremonia nupcial es por ella misma una manifestación expresa del amor de la pareja. Pero dentro de ella se pueden llevar a cabo muchos actos simbólicos que representen la nueva vida de los esposos, en este caso la fidelidad y el amor eterno.

31

La mayoría de las ceremonial nupciales lleva consigo diferentes actos que se realizan de manera simbólica para ratificar y destacar la decisión de unir sus vidas en matrimonio y todo lo que eso implica.

En las bodas tradicionales Una vez llevado a cabo el intercambio del anillo se suele proceder al ritual de las arras, sin embargo algunas de las parejas prefieren personalizar aún más su ceremonia, y dejan a un lado las tradiciones antiguas.

En esta oportunidad hablaremos de la ceremonia de arena que se trata de la representación del amor eterno.

Para ello necesitas 3 recipientes de cristal. Procura escoger uno de ellos un poco más grande y que pueda ser parte de la decoración de tu nuevo hogar. Además de arena o sal de dos colores diferentes.

Para dar inicio a esta hermosa ceremonia cada uno debe tomar un recipiente con la arena de color respectivamente. Esta arena la deben verter en el recipiente más grande que estará vacío. Esta formara diferentes capas con los colores. Mientras esto se lleva a cabo puede alguno de los padrinos o padre de los novios decir unas breves palabras o si prefieren una canción significativa para la pareja

Posteriormente el padrino debe mezclar el recipiente para que los colores se fundan entre sí. Este momento tan emotivo y romántico permanecerá en el recuerdo de cada uno de los invitaos y sobre todo en la mente de los nuevos esposos.

Así que este acto de amor, unión y compromiso representado en ese recipiente pueden tomarlo como un objeto que les permita recordar cada momento de ese hermoso día colocándolo en la sala o en su habitación.