Una mamá cómoda, un baby shower feliz

101

El día del baby shower seguramente este muy cerca de la fecha del parto. Es muy probable que ya estés un poco agotada o hinchada. Este día no debe ser una carga para ti. Y es muy importante tener un atuendo que te haga lucir hermosa, fresca y sobre todo poder sentirte cómoda.

Para estos casos puedes usar un vestido holgado, con mangas cortas, y que sea un largo adecuado. Que no sea muy corto para que puedas moverte con naturalidad y confianza. Ni muy largo para que no corras el riesgo de tropezar con él.

Si los vestidos no son muy tu estilo, puedes acudir a los cómodos pantalones maternos. No necesariamente debes lucir como un día más. Existen tiendas que ofrecen diferentes estilos adaptándolos a la maternidad. Así que escoge algún pantalón estampado, fresco, y que no sea tan ajustado. Con una camisa ceñida para que todos vean que el pequeño ya está cerquita.

Los zapatos pueden variar de acuerdo al tipo de ropa que escojas. Trata de no usar zapatillas tipo bailarina. No le proporcionan a tus pies tanta seguridad como aparentan. Puedes optar por sandalias planas.

En caso de escoger un leggin puedes optar por unos tenis. Pueden ser los famosos modelos sneakers.

Lo primordial es que estés cómoda y luzcas hermosa. Sin renunciar a tu estilo.

 

 

Mantente alejada de las blusas o camisas que no tengan mangas o sean strapples. Pueden convertirse en tu enemigo numero uno. El atuendo que escojas puede ser muy simple o sencillo, pero todo puede solucionarse con accesorios. Pulseras, collares largos o algún zarcillo con un diseño bien elaborado.