Miley Cyrus confesó que se drogó para grabar Wrecking Ball

La artista reveló detalles sobre su pasado

49

Recientemente, Miley Cyrus se subió al coche de James Corden para su primer Capool Karaoke y juntos crearon hermosas armonías con los mejores éxitos de Miley. Ambos cantaron We Can’t Stop, The Climb, Party in the U.S.A., Younger Now, Wrecking Ball, y Malibu.

Pero su viaje fue más que cantar, porque Miley se tomó unos minutos para hablar de su pasado, de sus habilidades como conductora y cuán drogada estaba del 1 al 10 en varios momentos de su vida.

Por ejemplo, reveló que estuvo cero drogada en su famosa presentación en los VMAs 2013, porque le asusta fumar antes de presentarse. También dijo que no estaba drogada -pero quisiera haberlo estado- cuando escuchó por primera vez el éxito de su padre Billy Ray CyrusAchy Breaky Heart.

¿Y qué hay de cuando grabó el videoclip de Wrecking Ball? Cyrus respondió con un “10”.

También puedes leer: Miley Cyrus rinde conmovedor tributo a las víctimas del atentado en Las Vegas

La cantante se tomó un momento para hablar de sus presentaciones repletas de twerking, y dice que eso la convirtió en la activista que es hoy.

“Me di cuenta de que si mucha gente iba a hablar de lo yo hacía, debería ser sobre algo bueno, algo que cambiara la vida de las personas más allá de una conversación controversial que no hace nada sino convertirse en un divertido disfraz de Halloween para las personas”.

“Creo que pasó algo la primera vez que, ya sabes, que dejé de ser Hannah Montana… dije, no quiero hacer eso, quiero que sepan quién soy verdaderamente. Amo que esa haya sido yo, una parte de mí. Creo que he dejado que mi yo de la infancia brille un poco más porque no intento huir de eso, intento aceptarlo. Está bien que todos aceptan quienes solían ser porque eso es lo que te hizo ser quien eres hoy”.

“Ves, pensé que solo ibas a hablar de la vez que dejaste de fumar marihuana”, bromeó Corden.