¿Puedes creerlo? Charlie Puth vomitó en televisión en vivo

Sin dudas, fue un momento incómodo para el artista

163

Hace algún tiempo que James Corden estaba buscando que uno de los invitados de su programa acabara vomitando frente a las cámaras ¡Finalmente lo consiguió! Y la pobre víctima fue el encantador Charlie Puth.

En la sección del programa de James, llamada Spill Your Guts or Fill Your Guts en la que los participantes deben elegir entre contestar preguntas comprometedoras o probar platos realmente extraños.

De este modo, el desafortunado momento le tocó al cantante Charlie Puth, quien desde un inicio ya había advertido a todos los presentes que se iba a tratar de uno de los peores momentos de su vida.

“La gente que me conoce sabe que tengo un estómago muy, muy sensible. Ni siquiera puedo estar cerca de las coles de Bruselas, y mucho menos de cosas así”, aseguró mientras contemplaba con horror los “alimentos” que había sobre la mesa: lengua de vaca, medusa, batidos de salmón, saliva de pájaro y saltamontes.

También puedes leer: Joe Jonas, Charlie Puth y Diplo juntos en un nuevo video musical

A lo largo de la ronda de preguntas, el artista tuvo que tomar uno de los cubos de metal que estaban oportunamente preparados junto a la silla y sostenerlo en su regazo mientras trataba sin éxito de contener las arcadas que le producía ver a sus compañeros, los actores Josh Gad, Michelle Dockery y Rachel Bloom, probando lengua de vaca, lo que le hizo escupir y atragantarse en varias ocasiones.

Finalmente, cuando le llegó su turno, Charlie se encontró ante el incómodo dilema de nombrar a la mejor cantante de entre sus dos amigas Selena Gomez y Meghan Trainor, o comerse un saltamontes. Como todo un caballero, el intérprete decidió sacrificarse y aceptar el reto, llevándose a la boca uno de los insectos, aunque solo consiguió aguantar unos segundos antes de escupirlo. Mientras se acababa el segmento y se alejaba la cámara, se puede ver claramente a Charlie devolviendo todo lo ingerido en el cubo de metal.

Mira aquí el incómodo momento: