Para mantenerte al día con los preparativos de la boda seguro has creado un check list infinito. El menú, los invitados, el cortejo, las citas en la peluquería, los accesorios, y un sinfín de cosas. Pero para tu preparación como futura novia debes tomar algunas restricciones previas al casamiento.

 

El cabello

¿Apenas te han propuesto matrimonio? No te apresures. Deja que tu cabello crezca naturalmente. Sigue nutriéndolo y cuidándolo como lo has venido haciendo. Cualquier corte que hagas ahorita podría afectar tu decisión final sobre el peinado que escojas para el gran día. Puedes hacer diferentes tratamientos capilares que lo mantengan en óptimas condiciones, por si deseas teñirlo o cortarlo más adelante.

Una de las prohibiciones más rotundas es la de hacer cambios dos o tres días antes de la boda. Si ya has pensado en un color de cabello radicalmente diferente, o hacer iluminaciones, Por nada del mundo lo hagas cerca de la fecha de la boda. Procura que sea con 15 días de anticipación. Ara que, si existe algún altercado, puedas solucionarlo tranquilamente

Las cejas

Tu boda no es una fiesta más. Así que aléjate del espejo, suelta las pinzas y huye de tu casa. No eres la adecuada para arreglar tus cejas para el gran día. Acude a un profesional, para que puedan diseñar y depilar tus cejas de la manera más correcta y perfecta posible. En este caso pide una cita por lo menos 4 meses antes de la boda. La cuestión de las cejas es complicada, ya que son el marco del rostro. Y un pequeño error puede tardar en solucionarse. No permitas que tu amiga o prima te ayude a hacer estos arreglos. A menos que sea una profesional en esa área.

El bronceado

El cambio de tu tono de piel es tan complicado como el color del cabello. No puedes ir el día anterior a aplicarte el bronceado artificial. Y mucho menos Ir a tomar el sol y exponerte a temperaturas muy elevadas y tener un cuidado mínimo y especial con la piel. No querrás parecer un  camarón el día de tu boda. Así que si vas a optar por el bronceado artificial puedes hacerlo 6 días antes para que el resultado sea perfecto. Y en caso de querer hacerlo de manera natural, hazlo con uno o dos meses de anticipación. Para que tu piel no sufra al exponerte tantas horas al sol, hazlo gradualmente. Aplícate cremas humectantes y toma mucha agua.

Alimentos

También existen algunos alimentos que debes evitar a toda costa antes de la boda. Para que tu cuerpo este feliz y tu también. Evita todos los alimentos que te hagan retener líquido, las comidas muy saladas, la comida chatarra, y las bebidas azucaradas. Esto además de atentar contra tu salud también atentara contra tu cuerpo y eso no te agradara cuando lo veas reflejado en el espejo y el vestido no te quede.

Así que prepárate física y mentalmente para ese maravilloso día. Tal vez crees nuevos hábitos que más adelante agradecerás haber aprendido antes de casarte. Disfrútalos y hazlos parte de ti.