Ya has cumplido con cada una de las tareas de tu Check List para el viaje de luna de miel

. Todo ha ido de maravillas y seguramente has disfrutado muchísimo en tu luna de miel. Pero al volver a la realidad también hay una serie de cosas que no debes olvidar.

Abrir los regalos de la boda. Esto debe ser una de las pirmersas cosas por hacer. Seguramente están muy emocionados por abrirlos. Como niños en  navidad. Y es importante que lo hagan lo mas pronto posble por si existen algunos artículos repetidos. Por lo general las tiendas dan un plazo para poder realizar el cambio del producto. No dejen pasar mucho tiempo, a menos que quieran tener 5 cafeteras, 7 juegos de vajilla y 4 tostadoras. Procuren revisar  La lista de regalos para la boda y verificar cuales son los objetos que hacen falta y por los que podrían cambiarlo.

Deben llevar tu vestido de novia y el traje de tu esposo a la tintorería para que puedan guardarlo y conservarlo para próximas generaciones. O puedes sacarle provecho, vendiéndolo o alquilándolo para otras futuras novias. Otra opción muy divertida es Destruyendo tu vestido de novia así…

Si han hecho una gran fiesta y el vestido de tus sueños han bajado un poco el presupuesto famiuliar. Este es el momento adecuado para proyectar las finanzas del nuevo hogar. Para comenzar a decorar la casa pueden acudir a ventas de garaje o ventas de segunda mano. Aprovechando el estilo 2vintage2 para poder adquirir muebles que sean antiguos pero que se adapten a sus necesidades.

Pueden comenzar con una decoración minimalista, senciila. A veces menos es mas. Sobre todo para poder establecer un camino seguro en el que puedan transitar económicamente. Establezcan orden de prioridades de lo que deben hacer y comprar.

Otro consejo importante que deben tomar en cuenta es la organización de sus vidas individuales. Distribuir cargas equitativamente para que todo el ambiente fluya y exista armonía desde el comienzo. Desde la preparación del desayuno hasta los fines de semana. No quiere decir que deben hacer un horario para cargar de obligaciones a tu pareja.  Sino que establezcan libremente algunas costumbres saludables para disfrutar mutuamente.