Antes de iniciar podrás pensar “pero ambas tienen la misa función dentro de la planificación”. Y déjame decirte que no. Cada una desempeña algunas tareas diferentes. Y para ello te explicaremos los pro y contra de los servicios para que puedas escoger bien antes de contratar.

COORDINADORA DE BODAS

Generalmente es un servicio que les ofrecen a los novios en el lugar donde llevaran a cabo la celebración, bien sea de la ceremonia o de la recepción. Y en muchas oportunidades las ofrecen como wedding planner.

El trabajo directamente de la organizadora de boda será tanto antes como el día de la boda, pero se ve limitado a organizar y realizar todo lo necesario en cuanto al banquete y el montaje y distribución de las mesas. Es decir, básicamente se encargara de que lo acordado previamente en la planificación, como la prueba de menú a la que los novios acudan con anticipación y la decoración del lugar esté acorde a lo pactado en el contrato.

Tambien es importante mencionar que las ORGANIZADORAS no ayudan en la búsqueda de otros proveedores, ni proponen nuevas ideas a los novios para el desarrollo y perfecto desenvolvimiento de la boda. Asi que podriamoss decir que es mucho más limitado el servicio.

WEDDING PLANNER

Por otra parte la WEDDING PLANNER velara y se ocupara de la logística del evento, paso a paso desde el principio hasta el fin. Facilitará el trabajo en cuanto a la organización, ya que se encarga de solucionar cualquier detalle o inconveniente que pueda presentarse en el desarrollo del evento o de los preparativos.

La wedding planner es quien hace las sugerencias adecuadas al presupuesto para contratar a los diferentes proveedores. Y se encargara directamente de comunicarse con cada u no de ellos para coordinar la hora y los pasos del montaje.

También está dentro de las tareas que desempeña la wedding planner, la confirmación de los invitados a la boda y la entrega de los discursos de los padres o padrinos.

Prácticamente será tu mano derecha desde el momento de la contratación, hasta el día de tu preparación en la boda. Sera quien les lleve el ramo y los boutoniers, respectivamente. Y te acompañará incluso en la recepción de los invitados.

Si surge algún inconveniente, o deseas cambiar el vestido o zapatos en medio de la fiesta, ella será quien te preste la colaboración y ayuda para que puedas disfrutar al máximo del evento.

Así que para que tu decisión sea rápida, puedes descansar toda la planificación del gran día en una wedding planner. Se encargara de hacer de tu vida mucho más sencilla y que puedas disfrutar de los pequeños detalles mientras ella soluciona cualquier imprevisto.