Un ítem de suma importancia al momento de organizar tu boda es saber la cantidad real de invitados que asistirán a la celebración. Esto podrá guiarte para poder decidir la locación, la cantidad de licor y comida necesaria y hasta la disposición de las mesas y sillas en el lugar.

No es lo mismo la lista de invitados a la lista de invitados confirmados, ya que la última es una cifra mas realista de las personas que verdaderamente asistirán a la boda. Hay que tener en cuenta este detalle, sobretodo cuando tienes un presupuesto ajustado.

Si contemplas a menos invitados, el dilema será que durante la celebración faltarán lugares para quienes no confirmaron su asistencia. Esto representa una complicación, ya que todo se desajustará, el banquete, el cálculo de licor, no habrán sillas suficientes para todos. Por otra parte, si ocurre todo lo contrario y tomas en cuenta a más invitados sin haber confirmado su asistencia, perjudicará tu presupuesto o pueden verse lugares vacíos durante la celebración.

La confirmación de invitados puede ser llevada a cabo por cualquier persona que esté verdaderamente comprometida con los novios y con el evento. Sin embargo, muchos recomiendan que sea alguien ajeno al evento quien se encargue de este procedimiento, esto hará que los invitados no se sientan presionados y sean honestos.

Hoy en día existen muchas formas de confirmar la asistencia, unas más originales que otras, lo importante es que cumplan con su cometido. Entre estas tenemos, vía e-mail, vía telefónica, a través de tarjetas.

En resumen, la confirmación de invitados te proporcionará ventajas, como:

– Saber cuál es la cantidad real de invitados que asistirán para así realizar el cálculo adecuado de alimentos, bebidas, recuerdos, entre otros.

– Al hacer esta confirmación podrás invitar a personas que habías excluido de la lista anteriormente.

– Podrás hacer una correcta asignación de puestos.

– Si llamas para confirmar la asistencia de los invitados puedes recordarles el código de vestimenta, así como también enterarte de requerimientos especiales por parte de ellos.

– Aclarar dudas.