Fingió su muerte para demostrar que su esposa lo mandó a asesinar

“Pretender que estaba muerto fue terrorífico”, confesó la víctima

266

Ramón Sosa , un entrenador de boxeo en Texas, Estados Unidos, recibió ayuda de la FBI para fingir su muerte y engañar a su esposa, Maria Sosa, quien estaba dispuesta a pagar 2.000 dólares para que lo asesinaran.

Se conoció que en 2015 la esposa del entrenador, habló con un hombre para organizar el crimen, lo que ella no sabía era que se trataba de un viajo amigo de Ramón, quien inmediatamente le avisó que alguien quería matarlo.

 “Cuando me llamó y dijo que necesitaba verme porque alguien quería matarme, pensé que estaba de broma” declaró la víctima.

 Tras esa conversación, Ramón acordó con que el potencial asesino para que éste tuviera  un micrófono oculto cuando hablara con la ideóloga del plan para registrar cómo le ofrecía una recompensa económica por llevar a cabo el asesinato y así poder presentar esa grabación a las autoridades.

Un plan fuera de lo común

Durante dicho encuentro, María Sosa, expresó que quería a su esposo muerto. Su cónyuge mostró la reproducción de esa declaración a la Policía del Condado de Montgomery y, con el apoyo del FBI, los oficiales le idearon una emboscada.

El plan de la policía fue algo totalmente fuera de lo común,  decidieron maquillar a Ramón para que pareciera que había fallecido por un disparo en la cabeza, luego le pidieron que se tumbara sobre una fosa cavada en el desierto para posteriormente fotografiar la presunta ejecución.

“Pretender que estaba muerto fue terrorífico”, confesó.

Además uno de los  agentes fue quien  simuló ser el sicario autor de los hechos y  se encontró con María Sosa en un estacionamiento al mostrarle las imágenes“Aparentemente, ella se rió”, indicó el supuesto cómplice del plan

Tras su arresto, la conspiradora se declaró culpable de solicitar un asesinato y fue condenada a 20 años de prisión en octubre de 2016. A pesar de seguir vivo, Ramón Sosa aseguró que “nunca seré el mismo hombre”.

Lee tambien: Fallece boxeador de muerte cerebral por lesiones de combate

Ramón y María

Ramon Sosa de 50 años nacido en Puerto Rico, oriundo de Houston, Texas , conoció a su María en 2007, éste impactado por su belleza comenzó a pretenderla hasta que finalmente se casaron en 2010.

Por su parte, ella, originaria de México, adquirió su documentación norteamericana y vivieron felices por unos años.  Juntos fundaron un gimnasio el cual era bastante exitoso.

Pero lo bueno no dura para siempre en 2015, el gimnasio comenzó a fracasar y la pareja empezó a tener serios problemas económicos.  Ante la desesperación, la Señora Sosa contactó al mencionado sujeto para que le cumpliera el especial servicio.

Resultado de imagen para maria sosa y ramon sosa

Puedes leer: Youtuber transmite su muerte en vivo tras picada de serpiente