¡Destruyeron la mina ilegal de oro más alta de Colombia!

“Se trata de una plataforma de campamentos de grandes proporciones, ubicados en una extensión de 60 hectáreas"

59

Las autoridades la encontraron en la vereda El Corazón, una zona declarada de reserva forestal y que está a 3.800 metros de altura, en jurisdicción de Toche, un corregimiento de Ibagué de enorme riqueza ambiental y vecino del municipio de Cajamarca.

En esa zona, la Agencia Nacional de Minería había otorgado un título minero a la multinacional Anglogold Ashanti, pero esa compañía ni siquiera había explorado, debido a la presencia de los mineros ilegales desde hace 6 años. Incluso, la compañía le había solicitado a las autoridades acciones efectivas para sacar de las montañas a los mineros ilegales.

El coronel Jorge Hernando Morales, comandante de la Policía de Ibagué, considera que la maquinaria, así como la infraestructura, fue armada durante años y se cree que el ingreso de los equipos se hizo a caballo por el departamento del Quindío.

Fue necesario hacer sobrevuelos con aeronaves, así como varios meses de inteligencia para poder ubicar la mina

 “Se trata de una plataforma de campamentos de grandes proporciones, ubicados en una extensión de 60 hectáreas de las cuales los mineros ilegales tomaron 6 hectáreas para excavar”, afirmó el coronel Morales, quien agregó que se trata de la mina más alta descubierta en el país, con una extracción mensual de 40.000 gramos de oro que alcanzan un valor estimado de 3.400 millones de pesos.

En la acción fueron destruidos 2 campamentos con capacidad para más de 50 personas, cocinas, piscinas y lagunas de cianuración, plantas de beneficio, estopas de cianuro, 4 máquinas trituradoras, 180 granuladores de 350 kilogramos de capacidad, una mesa de concentradores, sistemas de poleas, 12 motores diesel, cilindros de gasolina y pipetas de oxígeno, entre otros. Su costo fue calculado en 3.000 millones de pesos.

El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, quien pidió la intervención de la mina, señaló que se utilizaba cianuro con daños de contaminación en quebradas y en los ríos Toche y Coello, que desembocan en el río Magdalena.

“Fue necesario hacer sobrevuelos con aeronaves, así como varios meses de inteligencia para poder ubicar la mina”, dijo Jaramillo.

Jorge Cardozo, director de Cortolima, confirmó que se trata de una explotación ilícita que causaba infracciones ambientales debido a la captación ilegal de agua, ocupación de cauce, extracción ilícita de minerales, aprovechamiento forestal y actividades de cacería pues se hallaron pieles de fauna silvestre.

“La mina estaba llena de túneles en una zona de páramo que es estratégica para la producción de agua y por supuesto que esa situación genera infinidad de infracciones al medio ambiente”, aseguró el director de Cortolima.

Te puede interesar: ¡Ya tiene su tráiler! American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace