Belmont, la nueva ciudad del futuro que construirá Bill Gates

Dicha inversión se realizó a través del grupo de inversión Gates Cascade Investment, que compró 10.000 hectáreas

60

Bill Gates, el fundador de Microsoft, se ha caracterizado por querer siempre superar los límites de la tecnología. Para hacer honor a su fama, ahora el empresario ha hecho una inversión de 80 millones de dólares para la creación de una ciudad inteligente con sede fuera de Phoenix, Arizona.

Dicha inversión se realizó a través del grupo de inversión Gates Cascade Investment, que compró 10.000 hectáreas de tierra para construir una ciudad tecnológicamente mejorada. En esta se espera albergar a más de 160.000 personas. Por lo tanto, el plan es construir 80.000 viviendas, con 1.500 hectáreas reservadas para oficinas y espacios comerciales. 1.300 hectáreas de espacio abierto y 190 hectáreas dedicadas a escuelas públicas.

Por otro lado, esta ciudad inteligente estará diseñada para ofrecer redes de alta velocidad, centros de datos y vehículos autónomos. También habrá nuevas tecnologías de fabricación y centros logísticos automatizados. “Belmont transformará un lienzo en blanco en una ciudad especialmente construida alrededor de un modelo de infraestructura flexible”, dijo Belmont Properties en un comunicado.

En cuanto a Bill Gates, en este momento de su carrera parece estar interesado en ayudar a la humanidad. De acuerdo con el medio Inc, a esto se debe su colaboración en la propuesta de la ciudad inteligente. Por ahora se desconoce quién va a habitar esta ciudad que tendrá por nombre Belmont.

Es probable que la inversión en Belmont sirva como una plantilla para otras ‘ciudades inteligentes’ en el mundo. Por ejemplo, recientemente los Sidewalk Labs de Alphabet llegaron a un acuerdo en un área de Toronto para convertirla en una ciudad de Internet. En esta, 323 hectáreas de terreno estarán equipados con tecnología moderna, como autos autónomos, luces de calle inteligentes y Wi-Fi público.

Te puede interesar: Selena Gómez y Justin Bieber recuerdan el pasado ¡Míralos!