Familias pierden esperanzas de hallar a submarino argentino

52

La “gran preocupación” de las familias de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan de la Armada Argentina cuyo rastro se perdió hace siete días es si todavía tienen oxígeno, según explicó uno de los psicólogos que les atienden.

“Lo único que los compensa es decir, ‘bueno, mi hijo está haciendo lo que realmente le gusta’ y eso es importante porque genera un sentimiento de pertenencia”, relató el licenciado en psicología y capitán de fragata Víctor Hugo Dugar, uno de los especialistas que se encuentra tratando a los familiares.

En la localidad costera bonaerense de Mar del Plata se encuentra la base de operaciones del submarino y allí vive la mayoría de sus tripulantes, por lo que es donde actualmente se encuentran sus allegados, que aguardan entre nervios e incertidumbre.

“Somos un grupo de cinco psicólogos y un psiquiatra, todos especialistas en crisis fundamentalmente. Nos encontramos con 100-150 personas”, añadió Dugar en declaraciones a radio Uno, al tiempo que destacó que el grupo de allegados ha pasado por “tres momentos importantes que han calado hondo”.

El primero fue cuando se desmintió que una serie de llamadas satelitales registradas el pasado sábado, que en un principio se pensó podrían haber salido del submarino, procedieran de la nave.

“La empresa telefónica corroboró que no provenían del submarino. Fue la primera gran desazón”, remarcó el psicólogo.

Por otro lado, ente el domingo a la noche y lunes por la mañana estaba programada la llegada oficial a la Base Naval de Mar del Plata del submarino, que había partido el lunes pasado del puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a la localidad bonaerense.

Te puede interesar: Familias pierden esperanzas de hallar a submarino argentino