2017: Un año después de la tragedia de Chapecoense

44

Este martes 28 de noviembre se cumplió un año del fatídico vuelo que conmocionó al mundo entero. Chapecoense, viajaba para enfrentar al Atlético Nacional por la final de la Copa Sudamericana pero una falta de combustible en el avión que los trasladaba impidió hacer el sueño realidad.

En el hecho fallecieron 71 personas y apenas seis sobrevivieron. Diecinueve de las víctimas eran jugadores del club brasileño, otros 25 eran cuerpo técnico y directivos del club, 20 eran profesionales de los medios de comunicación y otros siete eran miembros de la tripulación.

Entre la empresa aeronáutica encargada del vuelo LaMia y el gobierno de Bolivia aún no hay respuestas sobre los hechos que produjeron el accidente. El silencio abunda en el tema y las víctimas sufren las consecuencias. “Creo que está muy difícil el caso porque no tenemos a quién procesar todavía”, admitió recientemente Dauro Lesnik, abogado de uno de los afectados

Ximena Suárez, tripulante de cabina y sobreviviente en el suceso expresó que “el milagro de estar vivo también es una cruz”, tras solicitar ayuda por no contar con el dinero necesario para cubrir las facturas médicas.

En octubre, el club comentó que colaboraría económicamente a cada una de las 68 familias de las víctimas del incidente con 11.010 reales (3.408 dólares), dinero recaudado con los amistosos disputados ante el Barcelona, Roma y por haber jugado la Copa Suruga en Japón.

En lo deportivo, la negativa a aceptar la inmunidad de tres temporadas para evitar el descenso en la primera división de Brasil casi le cuesta la categoría al club, que saldó milagrosamente la salvación por méritos propios y culminó con la clasificación a Copa Sudamericana tras ganar el torneo de Santa Catarina, a pesar de la falta de jugadores, el calendario excesivo y sobre todo, lidiando con el fantasma de la tragedia.

Te puede interesar: El mundo se vistió de naranja en contra la violencia de la mujer