Si buscas darle un nuevo giro a tus rutinas de besos con tu pareja, o sencillamente quieres convertirte en un experto besador, puedes aprender a besar en tantas maneras diferentes que tú y tu pareja no querrán parar.

Sigue estos sencillos pasos para salir de la monotonía y así aprender a besar en una variedad de maneras divertidas:

Comienza despacio

Comienza con unos suaves besos. Ir demasiado rápido puede romper toda la magia. No te preocupes por la lengua al principio. Todo se trata de besos ligeros en los labios del otro. Muévete despacio para crear anticipación.

Mantén la humedad al mínimo

Si bien un poco de saliva ayuda, en realidad a nadie le gusta salir empapado.

No olvides respirar

Puede parecer algo obvio, pero debes tenerlo en cuenta. Además de que las pequeñas pausas ayudan a la expectativa, la realidad, es que necesitas respirar para llevar un mejor ritmo.

También puedes leer: ¿Buscas pareja? Estas apps te ayudarán con tu misión

Usa las manos

No dudes en completar la rutina con caricias. Además, nunca, nunca olvides tener buen aliento. Es algo esencial, y así muestras respeto a tu pareja.

Un beso frío

Tómate unos sorbos de una bebida helada o mastica un cubito de hielo hasta que la boca se te congele. A continuación, besa a tu pareja y rocen sus lenguas. Sentirás un escalofrío sexy si lo haces bien.

Beso con bebida

Toma un sorbo de tu bebida favorita, que podría ser algo alcohólico o dulce. Comienza a besar a tu pareja, y cuando sus labios se encuentran, vierte la bebida en la boca de tu pareja. Toma un sorbo muy pequeño de la bebida para evitar que se te derrame.